Hospitales Aguirre

Aguirre se define como “víctima de la corrupción”

Esperanza Aguirre, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid

La exlíder del PP de Madrid asegura que “no le consta en absoluto” que el partido que dirigía se financiase de manera ilegal como investiga la Audiencia Nacional. Esperanza Aguirre vuelve a estar en el ojo del huracán por los casos de corrupción que sucedieron cuando estuvo al frente de la Comunidad de Madrid. O al menos así lo determina el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que ha puesto el foco sobre el plan sanitario que urdió y del que el magistrado tiene numerosas sospechas al poder estar salpicada por la trama Púnica.
 
A pesar de ello, el discurso de la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid sigue sin torcerse: “Soy la primera víctima de la corrupción. He tenido corruptos a mi alrededor que me han engañado durante bastante tiempo”. Así se ha defendido este jueves en los micrófonos de la Sexta donde ha asegurado “que no le consta en absoluto” que el PP de Madrid que dirigía se financiase de manera irregular como investiga la Audiencia Nacional. “Yo no he vigilado las cuentas. Mientras no me conste, yo considero que estos señores son honorabilísimos y que han hecho lo que tenían que hacer”, ha sentenciado.
 
De hecho, Aguirre ha sacado pecho de sus movimientos en el pasado al recordar que es “la única política que ha asumido” las responsabilidades, “sin estar imputada ni tener ninguna culpa ni, por supuesto, llevarme ni un duro”. Asimismo, la popular ha aseverado que cuando tuvo “el indicio de que los míos era corruptos” la sorpresa fue mayúscula: “No me lo podía creer. Ni una tolerancia con la corrupción. Cómo no voy a saber nada de Gürtel si lo he sufrido en mis carnes”.
 
En cuanto a su relación con Francisco Granados, la expresidenta regional ha confesado que le cesó porque perdió  “la confianza política” no por sus movimientos que le han llevado a prisión. “No me olía nada, solo había perdido la confianza política. Ponía verde a otros miembros del Gobierno. De mí no hablaba mal pero del resto fatal”, ha matizado.

Más información