EH Bildu ‘roba’ un escaño al PNV y abre la legislatura vasca

Iñigo Urkullu, lehendakari
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El cambio en el último escaño de Bizkaia impide una mayoría absoluta de PNV y PSE El resultado electoral en el País Vasco cambia, y con él las estrategias. Tras las revisiones de los votos en varias localidades y la suma de las papeletas enviadas por el CERA (Censo Electoral de los Residentes Ausentes) el parlamento ha sufrido un leve pero influyente cambio. El último escaño de Bizkaia, hasta hoy en manos del PNV, ha ido a parar a EH Bildu, que de 17 pasa a 18. Los jeltzales bajan de 29 a 28 asientos, con lo que una hipotética suma con el PSE no le daría para alcanzar la mayoría absoluta. Se quedarían en 37 escaños, a uno de conformar esa mayoría más que suficiente.
 
Este cambio también puede acrecentar la remota incógnita que durante la campaña algunos partidos han pregonado: ¿Qué pasaría si EH Bildu (18) y Elkarrekin Podemos (11) pactan votar a un mismo candidato a lehendakari? Ahora mismo esa unión superaría por un escaño al PNV, con lo que Iñigo Urkullu necesitaría el apoyo externo de algún otro partido, bien el PSE o el PP. A priori ese acuerdo entre abertzales y morados resulta imposible, pero si se produjera contra pronóstico, el PNV contaría con el apoyo de cualquiera de los otros dos partidos, que prefieren a Urkullu como lehendakari antes que a alguien de la izquierda abertzale o de Podemos.
 
No obstante, lo que seguro conlleva este cambio de última hora es una legislatura más abierta. Tal y como había quedado el resultado de las elecciones se antojaba un monopolio PNV-PSE. Sin embargo, ahora las probabilidades varían, y los partidos de izquierda (EH Bildu, Podemos y PSE) alcanzarían la mayoría absoluta en caso de necesitar aprobar o tumbar una ley.