Miguel Ángel Flores, condenado a 4 años de cárcel por la tragedia del Madrid Arena

Madrid Arena
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La Audiencia absuelve al exjefe de la Policía Municipal Emilio Monteagudo al considerar que el dispositivo policial «precario» no guarda relación con el sobreaforo. La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 4 años de cárcel al empresario Miguel Ángel Flores por la muerte de cinco jóvenes, Belén, Cristina, Katia, Belén y María Teresa, en la fiesta que organizó el 1 de noviembre de 2012 en el pabellón municipal Madrid Arena.
 
Así consta en una sentencia, en la que los magistrados de la Sección Séptima consideran al dueño de la empresa que organizó la fiesta mortal autor de cinco delitos de homicidio por imprudencia grave y 29 delitos de lesiones.

También la Sala le achaca que actuó intentando conseguir en todo momento el máximo beneficio económico. El abogado de Flores, José Luis Fuertes, ya ha anunciado que recurrirá la condena.
 
En el juicio, la Fiscalía de Madrid solicitó cuatro años de cárcel para Flores por cinco delitos de homicidio imprudente grave y seis años de inhabilitación para ejercer la profesión de empresario u organizador de fiestas. Las acusaciones elevaban esta petición a veinte años, cuatro años por cada joven fallecida, tal y como recuerda Europa Pres.
 
El exjefe de la Policía Municipal, absuelto
 
 Asimismo, el exjefe de la Policía Municipal de Madrid Emilio Montagudo ha sido absuelto de responsabilidad en la tragedia ocurrida en la fiesta celebrada el 1 de noviembre de 2012 en el pabellón Madrid Arena, en la que cinco adolescentes perdieron la vista tras ser aplastadas por una avalancha humana.
 
Los magistrados consideran acreditado que si bien el dispositivo de Policía municipal era “precario” y pudo tener pudo tener incidencia en que no se impidieran infracciones como el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública o la venta ambulante, en absoluto guarda relación con el sobreaforo existente en el Madrid Arena esa noche.
 
“Ni la Policía Municipal, ni especialmente el acusado Emilio Monteagudo pudo conocer y controlar, ni sobre el resto de circunstancias y actuaciones que se produjeron en el interior de dicho pabellón, por lo que procede la libre absolución del que era jefe de la Policía Municipal aquella noche al no haber cometido el mismo conducta imprudente alguna que tenga influencia en el lamentable resultado producido”, recoge el texto.

Además de absolver al exjefe de la Policía Municipal de Madrid, el tribunal también absuelve a los responsables del equipo médico en la fiesta del Madrid Arena Simón Viñals y su hijo Carlos de los delitos por los que eran acusados en el procedimiento.