Los vecinos recuerdan a Carmena su promesa de limitar el tráfico en todo el distrito centro

Ayuntamiento de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Coordinadora de Vecinos del Centro teme que el Área de Prioridad Residencial no estará operativa para principios de 2007 como se comprometió Ahora Madrid. La Coordinadora de Vecinos del Centro ha mostrado su preocupación por el hecho de que, con motivo de la Semana de la Movilidad que se está celebrando, el Ayuntamiento de Madrid no haya hecho ninguna referencia a la puesta en marcha del Área de Prioridad Residencial (APR) en todo el distrito Centro, a pesar de que el Gobierno municipal, a través del concejal Jorge García Castaño, se ha comprometido a ponerla en marcha en 2017.
 
Por ello, este colectivo vecinal insta al Consistorio y a sus áreas de Medio Ambiente y Desarrollo Urbano Sostenible a que “de una vez por todas ponga en marcha el Área de Prioridad Residencial para todo el distrito”, ya que consideran “la única medida real que hará bajar su contaminación atmosférica y acústica”, y recuerdan que “llevan más de cinco años esperando a que, primero el PP y actualmente Ahora Madrid, pongan en marcha dicha reivindicación vecinal”.
Las Áreas de Prioridad Residencial del Ayuntamiento de Madrid (APR) son espacios en los que se restringe el acceso de vehículos a los no residentes con el objetivo de preservar el uso sostenible de las vías comprendidas en los mismos, así como de disminuir los niveles de contaminación acústica y atmosférica de dichos espacios, pero es que además, tal y como recuerda el movimiento vecinal, “la medida enmarcada dentro del Plan Aire, tiene como objetivo cumplir los requisitos marcados por la Unión Europea respecto a la calidad del aire”.
 
Sin embargo, las asociaciones vecinales y Ecologistas en Acción, denuncian, en un comunicado, que “el APR se está viendo retrasada sin motivo y creemos que no va a estar operativa para primeros del 2017, tal y como se comprometió el Ayuntamiento”, un nuevo retraso no justificado que sospechan es debido “a la presión de los comerciantes, en su mayoría hosteleros”. Haciendo hincapié en esta presión de los comerciantes puede estar detrás de que se quedaran fuera las zonas de Las Cavas (La Latina) y Sol cuando en agosto de 2015 se implantó el APR de Ópera-Sol,
“Como consecuencia de ello, una vez más las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) volvieron a rebasar en 2015 los máximos permitidos, de modo que la normativa europea se ve incumplida por sexto año consecutivo”, protestan desde la Coordinadora de Vecinos del Centro.
“Nos resulta incomprensible que la hostelería intente paralizar ciertas medidas y el Ayuntamiento se haga eco de sus peticiones ya que en los barrios donde el APR está implantado ha dado excelentes resultados para la hostelería: véase el Barrio de las Letras, con calles como Huertas donde antes no se podía vivir ni trabajar y actualmente los comerciantes pueden desarrollar su actividad mejor que antes”, se quejan.
La plataforma ciudadana entiende que los problemas de contaminación acústica y atmosférica que se producen en el distrito deben corregirse ya, y que para ello deberían de tomarse medidas como convertir todas las plazas de aparcamiento de rotación y larga duración en plazas para residentes, y por ello urgen al Consistorio que dirige Manuela Carmena, a tomar medidas de forma inmediata.