El director de Onda Madrid: “El modelo de radio me la suda. Como si tengo que cantar yo”

Logo de Onda Madrid

Alfonso Sánchez declaró en una reunión con el comité de empresa que solo primaba mantener los puestos de trabajo y adaptarse al presupuesto fijado por Ignacio González. Las sorprendentes declaraciones del director de Onda madrid, Alfonso Sánchez, publicadas hoy por Cadena Ser, dejan en evidencia la gestión de la radio pública madrileña bajo el Gobierno regional del PP de Ignacio González, pero también del actual equipo de Cristina Cifuentes, puesto que Sánchez sigue en su puesto.

En plena gestión del ERE que amenazaba a Telemadrid pero también a la radio del mismo ente público, el director declaró ante los trabajadores: «Lo negaré en presencia de mi abogado. El modelo de radio que tengamos que hacer con el dinero que nos den y las personas que estemos, que esperemos sean las más, me la suda. Como si tengo que cantar yo”.

Tras admitir que quien iba a tomar las decisiones sobre el futuro de la cadena “no sabe nada de radio”, en referencia al expresidente González, el director de Onda Madrid advirtió a los miembros de la cadena que habría que salir adelante con el presupuesto y el personal que el gobierno regional fijara.

Preguntado por Cadena Ser sobre estas declaraciones que hoy salen a la luz. Sánchez pide enmarcarlas en la coyuntura de gestión de un momento muy problemático en el que corrían peligro muchos puestos de trabajo en la radio pública. De ahí que en la misma grabación del encuentro con el comité de empresa asuma estar en contra de los despidos, y anime a sus trabajadores con la esperanza de que el ERE fuese mucho menos dañino en la radio que en Telemadrid, donde afectó a 700 trabajadores.

Pero quizá lo más sorprendente sea que Sánchez haya seguido cobrando su sueldo intacto, a pesar de estar compuesto por una compensación anual de 23.000 euros “por la especial calidad y cantidad del trabajo”. Sin embargo, desde su llegada a la dirección en 2011 Onda Madrid ha alcanzado mínimos históricos de audiencia: en 2014, la emisora obtuvo la atención de 4.000 oyentes, convirtiéndose en la emisora regional menos escuchada de España.