Pactos

Rajoy insiste con la gran coalición frente al «disparate» del pacto de izquierdas

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno

El líder ‘popular’ ha lanzado una pregunta retórica a Pedro Sánchez planteándole que qué va a darle a ERC a cambio de que los catalanes voten a favor de una posible investidura del socialista. Mariano Rajoy sigue gastando balas. En su intervención ante su Comité Nacional, el presidente en funciones ha vuelto a apelar a la gran coalición con el PSOE para gobernar. Entiende que se debe trabajar por “una España de base parlamentaria muy amplia para afrontar los desafíos” ya que sería “un Gobierno que respetaría la voluntad necesaria. Un Gobierno que consolidaría la recuperación.”.

Un Ejecutivo unido por fuerzas que, para él, respetarían los principios básicos como la unidad nacional y que darían “un mensaje de confianza, de tranquilidad, seguridad, certidumbre, dentro y fuera del país que es lo que nos están pidiendo”, ha aseverado.

El ‘popular’, en un análisis de la situación que afronta la política tras lo elegido en las urnas, ha calificado de “disparate” un pacto que aglutinaría a PSOE, Podemos, Izquierda Unida y las fuerzas nacionalistas “que están participando en un Gobierno que quiere liquidar la soberanía”. Un acuerdo que se podría “numéricamente”, pero que “si consideramos el interés general, la voluntad de los españoles, la coherencia y la posibilidad de hacer y un gobierno que pueda afrontar los retos, sinceramente, creo que no cabe”, ha sentenciado.

Y ha lanzado una pregunta a Pedro Sánchez sobre ese pacto con fuerzas como ERC: “¿Qué les va a dar a los que están planteando la liquidación de la soberanía nacional?”, ha alegado con gran énfasis, en referencia a un posible ‘sí’ de los catalanes en el día de la investidura del socialista. También le ha preguntado que “¿qué votos tiene usted para hacer una reforma constitucional con la composición del Congreso y el Senado?”.

Como tercera opción ha hablado de un acuerdo entre el PSOE, Podemos y Ciudadanos, pero ha recalcado que tienen “planteamientos radicalmente distintos en los temas fundamentales”. Por eso, ha dado por hecho que ese pacto implicaría un gobierno que no llevaría “a ninguna parte, duraría muy poco tiempo y sería incapaz de resolver los grandes problemas de España”.

Por ello, para Mariano Rajoy sólo cabría la posibilidad de la gran coalición (aunque un pacto incluyendo a Ciudadanos también valdría para hacer “más fuerte el vínculo”) como salida para dar certidumbre tanto a los españoles como a nivel internacional. Una respuesta que evitarían unas nuevas elecciones que para el líder ‘popular’ “no interesa a nadie” . “Y a quien menos interesan es a España”, ha afirmado, ya que, según ha dicho, en un momento como éste no se puede vivir “en una situación de incertidumbre”.

En definitiva, un pacto entre el bipartidismo que Rajoy ha defendido al ser un modelo que existe en “muchos de los países más importantes de la UE”, como Holanda, Alemania, Austria, Suecia o Finlandia, y también en las instituciones europeas, como en la Comisión, el Consejo o el Parlamento. En su opinión, ése es el cambio “sensato” que ha demandado la sociedad española en los comicios del 20 de diciembre y no el “insensato de otros”.

Más información