Artur Mas se desmarca del ‘caso Pujol’

Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Mas califica la actuación de su Gobierno en el caso de las ITV como ““absolutamente pulcra y correcta”. El presidente catalán, Artur Mas, ha declarado este lunes en el Parlamento de su comunidad que la fortuna oculta de su predecesor en el Gobierno, Jordi Pujol, “es un tema personal suyo y de su familia y no va más allá” y que «no tiene nada que ver con Convergència, ni con CiU ni con el Govern», a pesar de que “las consecuencias se extiendan al partido, al país” y a él mismo.
 
«El 25 de julio, Pujol vino a verme a las ocho de la mañana en la sede de CDC y me explicó el contenido de la confesión pública que iba a hacer pública ese mismo día», ha explicado, añadiendo que solo le pidió que esperara a la tarde para hacerla pública, porque había una reunión programada del partido para esa mañana.
 
Así lo ha declarado Mas, en la primera comparecencia de un presidente catalán en su propio Parlamento, por el ‘caso Pujol‘, la trama de las ITV y las supuestas comisiones del 3% por obra pública. Aquí ha defendido la actuación de su Gobierno en el caso de las ITV definiéndola como “absolutamente pulcra y correcta”.
 
«Les puedo decir que, desde que presido la Generalitat, la actuación del Govern en el tema de las ITV ha sido absolutamente pulcra y correcta, hasta el punto de que supuestas influencias que se querían ejercer en una línea determinada acabaron en la línea contraria», ha asegurado.
 
Por otro lado, Mas también ha defendido su actuación en la supuesta implicación de su ex número dos, Oriol Pujol, en el cobro de comisiones ilegales de empresas que posterioremente se deslocalizaban de Cataluña y ha asegurado que volvería a proceder de la misma manera.
 
«Para evitar la deslocalización el Govern debe actuar para garantizar que la empresa sigue trabajando y generando puestos de trabajo», ha indicado el presidente de Cataluña y ha asegurado que «en estos casos, siempre he pensado que se ha actuado con buena fe, no para deslocalizar, sino para relocalizar y salvar lugares de trabajo».
 
Ante todas estas afirmaciones, el portavoz de ERC, Oriol Amorós, ha pedido a Artur Mas que “rompa con la vieja política” que representa la forma de actuar de Jordi Pujol y ha negado que esta trama de corrupción sea un “asunto estrictamente privado”.
 
Por su parte, el primer secretario del PSC, Miguel Iceta, ha declarado que la comparecencia de Mas “debería servir para tranquilizar a la opinión pública y disipar cualquier duda sobre sus actuaciones» y ha preguntado al presidente si conocía la existencia de cuentas de su familia en el extranjero y si puede corroborar que CDC no se lucró a través del Palau de la Música. 

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA