Esperanza Aguirre compara ahora a Podemos con la Inquisición

Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ‘lideresa’ critica que los de Pablo Iglesias hagan como la institución eclesiástica y se hayan auto erigido como los únicos capaces de discernir entre los buenos y los malos. Esperanza Aguirre ha aprovechado su segunda colaboración en El Mundo como articulista de opinión para cargar contra el ‘populismo’ de Podemos. Para la ‘lideresa’, los de Pablo Iglesias son iguales que la Inquisición, ya que se presentan como los únicos capaces de discernir entre los buenos -ellos- y los malos -la casta-.

Tal y como dice la presidenta del PP madrileño en su artículo, los de Podemos, igual que el resto de políticos “populistas y demagogos”, tienen muy claro que España “se divide en buenos y malos” y “no se resisten a la tentación de arrogarse la capacidad de determinar quién es bueno y quién es malo”.

Y aunque “como hábiles manipuladores de la realidad no se atreven a decir expresamente que los buenos son únicamente ellos y los malos, los demás”, sí que osan despachar los “carnés” de buenos y malos “con la misma soltura de un inquisidor”, critica Aguirre desde las páginas de El Mundo.

La ‘lideresa’ explica que los de Podemos se han encargado de hacer esta división a través de dos conceptos que “repiten hasta la saciedad”: el de ‘gente’ y el de ‘casta’. La ‘gente’, dice Aguirre, son esos ciudadanos que o nunca han votado a los partidos tradicionales, o si lo han hecho están arrepentidos de su decisión al haberse visto “engañados por la propaganda y por la presión de unos medios de comunicación al servicio de oscuros intereses”.

“Esa ‘gente’ son los buenos de Podemos. Que, además, a sí mismos se consideran los más buenos de todos porque presumen de no estar tocados por la corrupción. Presunción que en los últimos meses se ha demostrado falsa”, remarca la dirigente del PP, que indica que para Podemos “los malos son los que ellos definen como la ‘casta’, todos políticos que ha tenido España desde la Transición, hasta que han llegado ellos, que sin rebozo se arrogan el papel mesiánico de explicar a los millones de españoles, que hasta ahora han estado engañados, qué es la verdad”.

No obstante, pese a este “simple” planteamiento, las encuestas demuestran que las palabras de Podemos están teniendo una “enorme aceptación en la sociedad española”, lo que sin duda inquieta a Aguirre por la falta de contestación y desconcierto tanto de las fuerzas políticas, los periodistas y los opinadores ante este esbozo “tan maniqueo y tan sectario”.

Sobre todo, dice, porque planteamientos como el de Podemos han “constituido la base común a los peores totalitarismos que la Humanidad ha sufrido en la Historia”. Para Aguirre, “esa soberbia desmedida, que les lleva a creerse los poseedores de la balanza para juzgar y calibrar la bondad y la maldad de los demás, está en el origen de su pretendida superioridad moral, primer escalón para poner en práctica, después, políticas prepotentes y sectarias, con desprecio y exclusión de los demás”.

“Un gobierno de Podemos no sólo sería un desastre para la economía y el empleo, lo que se podría enmendar después con un cambio de gobierno, sino que, a imitación del chavismo, impediría ese cambio por el procedimiento de acabar con todos los contrapoderes (la Justicia independiente, la prensa libre, el habeas corpus, etc…), que en los países libres, como España, permiten la sustitución democrática de un gobierno que fracasa”, concluye la ‘lideresa’.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA