La Marea Blanca se echa a la calle por los enfermos de Hepatitis C

Manifestante de la Marea Blanca - Foto: Raúl Fernández
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El colectivo en defensa de la Sanidad Pública aprovecha su ya tradicional protesta mensual para exigir que la salud de las personas se anteponga a los intereses de las farmacéuticas La lucha de los enfermos de Hepatitis C para lograr que los fármacos de última generación lleguen a todos los afectados se convertirá en la protagonista de la protesta de la Marea Blanca convocada para este domingo. El colectivo en defensa de la Sanidad Pública se echa a las calles como cada tercer domingo de cada mes para exigir al Gobierno que se anteponga la salud de las personas a los intereses de las farmacéuticas.

Y es que las quejas de los afectados de Hepatitis C se han centrado en los últimos días en esta cuestión. No entienden que el Sovaldi, un medicamento que ha demostrado una gran eficacia en combinación con otros tratamientos, tenga un precio tan elevado cuando su coste de fabricación es de apenas 115 euros.

Creen que el laboratorio que lo produce, Gilead, sólo quiere lucrarse y por eso cobra al Gobierno español unos 25.000 euros por cada tratamiento. Eso impide que todos los afectados puedan acceder al fármaco, ya que el Ejecutivo central ha presupuestado una partida de 125 millones de euros que sólo alcanza para tratar al 17% de los enfermos de Hepatitis C.

Una situación que va a denunciar la Marea Blanca en su protesta de este domingo 18 de enero, que ha sido convocada por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública (MEDSAP). La manifestación arrancará a las 12 horas en la Plaza de Neptuno y acabará en la Puerta del Sol, un recorrido que sanitarios y pacientes aprovecharán para cargar contra la inacción tanto del Gobierno central como de la Comunidad de Madrid ante los problemas de los enfermos de Hepatitis C y para seguir rechazando las políticas de recortes, deterioro, desmantelamiento y privatización de la Sanidad pública.

Tras la marcha, en la que el colectivo exigirá que se garantice que el derecho a la salud de las personas se anteponga a los intereses económicos de las multinacionales farmacéuticas, que “ahogan con patentes y se enriquecen sin fundamento”, se procederá a la lectura de un manifiesto en defensa de la Sanidad pública.

“Nuestra intención es mantener viva la llama de la denuncia en un momento en el que cada vez se hacen más evidentes los daños colaterales con resultado de muerte que está provocando un austericidio innecesario, mientras se mantienen privilegios para unos pocos por parte de un Gobierno lanzado a priorizar el pago de una deuda falseada mientras atenta contra la salud, la vida y el destino de millones de personas”, denuncia la MEDSAP.

Es por ello que esta Marea Blanca “dirá una vez más que la salud es un negocio y que el pensamiento de unos gobernantes entregados al poder de las multinacionales y sus patentes es una realidad a combatir con coraje”, concluye el colectivo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA