Movilizaciones vecinales contra Botella por dar luz verde a las torres del Calderón

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Plataforma ‘No a este plan urbanístico’ y los vecinos denuncian el nuevo ‘pelotazo’ del Ayuntamiento antes de las elecciones. Los colectivos que forman parte de la Plataforma ‘No a este plan urbanístico’ y los vecinos de la zona se han puesto en pide de guerra contra la decisión de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, de cambiar el plan urbanístico para que el Atlético compre La Peineta y de dar luz verde el futuro desarrollo urbanístico de los terrenos del Vicente Calderón y de Mahou, donde entre otras cosas se construirán una decena de torres, entre ellas dos rascacielos de 36 pisos, una operación que consideran un nuevo “pelotazo especulativo”.

En protesta por la probación en la comisión de Urbanismo del Ayuntamiento del Plan Mahou-Calderón, la Asociación de vecinos Pasillo Verde-Imperial ha convocado desde hoy una serie de movilizaciones antes de que el proyecto reciba el visto bueno definitivo, previsiblemente en el pleno del ayuntamiento de Madrid el próximo miércoles 26.

Para esta mañana se ha organizado en la plaza Francisco Morano en su esquina con el terreno Mahou, -en la confluencia de Paseo Pontones y Paseo Imperial- una pegada de carteles reivindicativos en la valla que rodea todo el perímetro del solar de la Antigua fábrica, así como el reparto de octavillas y una recogida de firmas.

Unas firmas que se continuarán recogiendo el domingo y que el lunes 24 los vecinos llevarán al registro del ayuntamiento de Madrid “para que quede constancia del rechazo vecinal que existe”, según informan en la web de dicha asociación

Manifestación ante el Ayuntamiento

Además, mismo día del pleno, el miércoles 26, han convocado una concentración frente al Ayuntamiento que comenzará a las 9 30 en la calle Montalban por donde acceden los concejales al Consistorio , ya que los vecinos tienen intención de recibir a los ediles para expresarles su oposición al proyecto.

El Plan Parcial de Reforma Interior que ordena el ámbito Mahou-Calderón que rechazan los vecinos fue aprobado esta semana y da luz verde a la construcción de una decena de torres -una de siete plantas, otra de quince, una tercera de 19, una de 20, dos de 21, dos de 22 y otras dos de 36 plantas- con un número máximo de 2.000 viviendas.

La modificación urbanística fue a probada sólo con los votos en solitario del PP ya que la oposición en pleno ha rechazado este aumento de la edificabilidad.

La Plataforma ‘No a este plan urbanístico’, que ha anunciado en Twiter que se suma a las movilizaciones, viene desde hace tiempo denunciando que la alcaldesa, Ana Botella, se quiere despedir con “pelotazos urbanísticos en cadena” para lo que dicen aprueba de forma individual y en periodo preelectoral las operaciones especulativas previstas en su polémico Plan General.

Los colectivos que forman parte de la Plataforma ‘No a este plan urbanístico’ emitieron el mes pasado un comunicado conjunto en el que denunciaban el gran número de operaciones urbanísticas que se están poniendo en marcha en este periodo preelectoral, “muchas de ellas hechas de espaldas a los ciudadanos, sin ningún consenso ni información, y sin que supongan beneficios para la ciudad sino todo lo contrario, pues responden en su mayoría a intereses exclusivamente privados, y de hecho privatizan una gran cantidad de suelo y edificios públicos”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA