El doble rasero de CiU con el Gobierno: de los ataques de Mas a la ‘mano izquierda’ de Duran

Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz de CiU en el Congreso
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la Generalitat arremete con dureza contra Rajoy y el PP, mientras que el portavoz de los nacionalistas en el Congreso elude el enfrentamiento directo y se muestra menos ‘radical’. La oposición de CiU al Gobierno de Mariano Rajoy difiere mucho depende de dónde venga. Mientras que en Cataluña, Artur Mas carga con dureza contra el Ejecutivo hasta el punto de acusar hoy al líder del PP de actuar con “cobardía” por recurrir al Constitucional para vetar la consulta alternativa del 9 de noviembre, en Madrid la situación es diferente. El portavoz de los nacionalistas en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, hace una oposición más constructiva y huye de los enfrentamientos directos.

De esta manera, frente a las acusaciones y duros reproches a Rajoy de Pedro Sánchez y Cayo Lara por los últimos casos de corrupción que salpican al PP, Duran únicamente ha alertado al Gobierno de las consecuencias económicas que tendría dejar sin respuesta el debate catalán.

Asimismo, le ha reclamado que actúe para que fluya el crédito tras los test de estrés que han superado las entidades financieras españolas. “Si la situación del sistema bancario es tan extraordinariamente buena, ¿para cuándo el crédito? Crédito, crédito y crédito es la demanda que hoy exige la ciudadanía”, le ha solicitado Duran.

Estas palabras distan mucho de lo que se ha escuchado hoy en el Parlament de Cataluña, dónde el presidente de la Generalitat lanzaba un nuevo ataque a Rajoy. Mas ha acusado al Ejecutivo y al PP de actuar con ”cobardía” por acudir de nuevo al Tribunal Constitucional para vetar la consulta alternativa del 9 de noviembre.

Este doble rasero se está poniendo de manifiesto en las últimas semanas. En concreto, desde que Duran decidió ‘romper’ con Mas y dimitió como secretario general de CiU. Desde ese momento, los ‘guiños’ al PP no han cesado. No hay más que recordar la larga conversación que mantuvo el líder de Unió con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en el patio del Congreso.

Ante la atenta mirada de numerosos periodistas, ambos conversaron durante cerca de 10 minutos. Diálogo que puso de manifiesto la relación de Duran con representantes del Gobierno y que provocaron multitud de rumores sobre si el dirigente nacionalista impulsaría pactos entre CiU y el PSC ante el desmarque de ERC del bloque soberanista.