Alberto Fabra, incapaz de imponerse ante la alcaldesa de Alicante Sonia Castedo

Alberto Fabra, presidente de la Generalitat de Valencia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La regidora alicantina deja en evidencia al presidente de la Generalitat al afirmar que nadie le ha comunicado que no irá en las listas electorales. Sonia Castedo y su posible candidatura a las elecciones del próximo mayo sigue siendo un problema para Alberto Fabra. Pese a los esfuerzos del presidente de la Generalitat Valenciana para apartar a la alcaldesa de Alicante de esta cita en las urnas al estar imputada en dos casos por presunta corrupción, ésta se mantiene firme y deja evidencia el liderazgo de Fabra en las filas del PP valenciano.

“Tengo muchos defectos pero yo no miento. Conmigo no ha hablado nadie. Punto pelota y no tengo más que decir”. Así lo afirmaba ayer Castedo en un acto de emprendedores en la ciudad de Alicante minutos después de que Fabra trasladara a los periodistas que ya se le había comunicado a la alcaldesa que no repetiría como candidata.

Según el presidente de la Generalitat, el líder provincial del partido, José Císcar, había hablado con Castedo para decirla que ella no será la cabeza de lista del PP a los comicios alicantinos al estar imputada en dos investigaciones judiciales relacionadas con supuesta corrupción urbanística.

“No habrán candidatos en procesos de corrupción en las listas del PP”, ha reiterado Fabra, según EFE, que ha afirmado que “más alto no lo puedo decir”.

Sea como sea, las palabras del presidente de la Generalitat se ponían en duda después de que Castedo negara la mayor y desmintiera lo dicho por su ‘jefe de filas’ en el PP. Según la alcaldesa a ella nadie le ha dicho nada al respecto, por lo que no entiende por qué no puede encabezar la ‘papeleta’ de los populares a las elecciones locales del próximo mes de mayo.

Esta situación describe perfectamente los problemas que tiene Fabra para imponerse en el PP valenciano, donde su figura está cada vez más en entredicho hasta el punto de que no se sabe si será él el elegido para liderar la candidatura del partido a la Presidencia de la Generalitat en los comicios autonómicos.