Cospedal permite a Alberto Cortina colocar una valla cinegética dentro del Parque Nacional de Cabañeros

Valla cinegética en el Parque Nacional de Cabañeros - Foto: Ecologistas en Accion
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ecologistas en Acción alerta que la Junta de Castilla-La Mancha ha autorizado el vallado esquivando el preceptivo informe de la oficina técnica del Parque Nacional. Ecologistas en Acción ha denunciado ante el Organismo Autónomo de Parques Nacionales la construcción de un vallado cinegético de nueva planta que se introduce más de un kilómetro en el Parque Nacional de Cabañeros. La valla, según explica esta ONG en su web, se ha realizado en la finca Valleleor propiedad de la empresa Percacer S.A. cuyo titular último sería Alberto Cortina propietario a la sazón de la colindante finca de las Cuevas, también con terrenos dentro del parque.

Explica Ecologistas que “la malla cinegética” tiene una altura de 2 metros y una longitud de 2.085 metros de los cuales aproximadamente la mitad discurren dentro del Parque Nacional de Cabañeros y denuncia que “para realizar el vallado se ha abierto una calle mediante desbroce de la vegetación en una de las zonas de mayor valor botánico del espacio protegido. Esta zona se ubica en la parte alta de la cuenca del río Estena, cuyo cauce ha sido cortado así como el de su valioso afluente, el arroyo de Valleleor.

Ecologistas en Acción hace notar que sorprendentemente “a Junta de Castilla-La Mancha a través de los Servicios Periféricos de Agricultura en Toledo ha autorizado el vallado ignorando que este afectaba al Parque Nacional por lo que ni siquiera solicitó el preceptivo informe de la oficina técnica del mismo”.

Señala este colectivo que “a justificación del vallado con el fin de evitar accidentes aducida por el propietario no se sostiene ya que en la carretera CM-4157 que atraviesa la finca Valleleor no constan accidentes ni quejas al respecto en el ayuntamiento de Hontanar al cual pertenece la finca”. Y añaden que “además, en este tramo la carretera por su trazado no permite velocidades altas, por lo que la posibilidad de un accidente grave es prácticamente nula”.

“En todo caso, más allá de si se justifica o no la actuación, lo trascendente es, tal y como recuerda esta asociación, que los nuevos vallados están en principio prohibidos dentro del Parque Nacional, que se ha omitido el informe vinculante de la oficina técnica del mismo y que el vallado, por su impacto ambiental, nunca debió de autorizarse”.

Por ello, Ecologistas en Acción ha denunciado de urgencia la actuación por vía administrativa ante la Dirección del Parque Nacional, “sin menoscabo de que en la actualidad se encuentra valorando si se dan también responsabilidades penales al objeto de denunciar también por esta vía”, recalcan.

Esta ONG ambientalista recuerda que “esta denuncia llega en pleno debate sobre la caza en el Parque Nacional de Cabañeros y refleja a las claras el tipo de impacto que genera esta actividad en un espacio protegido que debiera disfrutar del mayor nivel de preservación”.

Y “ejemplifica también el tipo de actuaciones que los propietarios de Cabañeros quieren hacer en el parque si se aprueba la enmienda a la Ley de Parques Nacionales que se está tramitando en el Senado impulsada en el último momento por el Gobierno y el Partido Popular”.