Más problemas para Rosa Díez: UPyD se resquebraja en Valencia

Rosa Díez, líder de UPyD
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El coordinador territorial de UPyD en la Comunidad Valenciana dimite y deja el partido por discrepancias con Rosa Díez a siete meses de las elecciones. Los problemas se le amontonan a Rosa Díez. Si hace apenas una semana Francisco Sosa Wagner dejaba UPyD y entregaba su acto de eurodiputado por discrepancias con la dirección del partido, ahora se produce una nueva baja. El coordinador territorial de UPyD en la Comunidad Valenciana, Alexis Marí, ha dicho ‘basta’ y ha anunciado su dimisión.

Cansado de “malos gestos” y “falta de educación” por parte de algunos compañeros de partido y ante la ausencia de diálogo con la dirección, Marí ha anunciado que deja su cargo, así como las filas de UPyD. Una renuncia que se produce a tan sólo siete meses de las elecciones a la Presidencia de la Generalitat Valenciana y que no viene sola, ya que se une a la de otros cuatro miembros del consejo territorial de la región.

El que hasta ayer fuera responsable de la formación magenta en Valencia está “decepcionado” porque lo que ha presenciado en las filas de UPyD “no me ha gustado nada”. Y es que, no esconde su malestar con Rosa Díez y con otros dirigentes nacionales como Toni Cantó. “He trabajado mucho sin descanso. Me encantaba el manifiesto fundacional pero luego lo que he visto no me ha gustado nada”, ha afirmado en una rueda de prensa celebrada ayer en la que ha hecho pública su dimisión.

Asimismo, según recogen varios medios valencianos, Marí se ha mostrado muy crítico con la salida de Sosa Wagner y cómo la dirección gestionó la crisis que se desató después de que este último abogara por una alianza entre UPyD y Ciudadanos para ir juntos a las elecciones.

Antes de esta dimisión, Marí ya anunció su retirada de las primarias para elegir al candidato a la presidencia de la Generalitat, un ‘honor’ que al final ostentará Toni Cantó.

A las mencionadas bajas existe la posibilidad de que se sumen más en los próximos días, lo que provocaría un auténtico ‘terremoto’ en las filas de UPyD en esta región, dónde cuenta con cerca de un millar de militantes. Muchos de estos podrían recaer en las filas de Ciudadanos, formación que, poco a poco, se está haciendo un hueco en la comunidad.