La hermana Paciencia cree que García Viejo podría seguir vivo si la hubiesen traído antes a España

Enfermeros limpian la habitación de García Viejo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La religiosa, que superó el ébola, afirma que donará su plasma cuantas veces haga falta “para el bien común y para salvar otras vidas”. La hermana Paciencia Melgar se ha quejado hoy de la lentitud del Gobierno español al traerla desde África para poder donar su plasma y tratar de salvar la vida de Manuel García Viejo, fallecido el pasado mes de septiembre a causa del ébola. La religiosa cree que el misionero podría seguir vivo si su viaje se hubiese “agilizado”. Paciencia llegó a España solo un día antes del deceso.

Tal y como ha explicado en una rueda de prensa que ha organizado la orden a la que pertenece, las Misioneras de la Inmaculada Concepción, ella no guarda “rencor” a nadie “por no haber podido venir antes a España, cuando tenía el virus, pues no soy española”, pero sí que ha explicado que cree que si hubiese venido antes García Viejo “se podría haber curado”.

“Me sentí mal por no poder llegar a tiempo para ayudar al hermano Manuel. Estaba informada cada día de su situación, y yo misma me ofrecí a venir voluntariamente”, pero “desgraciadamente” el traslado no llegó a tiempo y el religioso falleció, ha dicho. No obstante, ha dicho que se alegra de estar en España “haciendo el bien”, en referencia a su donación de plasma para la auxiliar de enfermería contagiada, Teresa Romero, que evoluciona favorablemente.

La hermana Paciencia, que ha explicado que ya ha donado su plasma “dos veces” -para García Viejo y para Romero-, ha dicho que “si me siguen necesitando estoy dispuesta a seguir donando para el bien común y para salvar otras vidas”.

Y por último, ha aprovechado su intervención para pedir a todos los países, de todos los continentes, “que se involucren con la lucha contra esta epidemia del ébola”, al que ha definido como un “enemigo peligroso”. “No es un problema sólo de África, es de todos”, ha dicho Paciencia Melgar, que ha reclamado más “ayuda internacional” y a que todos los ciudadanos aporten su “granito de arena” en la lucha contra el virus.