Mato propone ahora exportar al resto de la UE los protocolos españoles contra el ébola

Ana Mato, ministra de Sanidad
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ministra de Sanidad sugiere también controlar durante 21 días a todos los pasajeros que aterricen en España procedentes de países afectados por ébola. Ana Mato ha aprovechado su viaje a Bruselas, donde ha participado en una cumbre de ministros de Sanidad sobre medidas de seguridad frente al ébola, para proponer a sus homólogos la exportación al resto de la UE del refuerzo de los protocolos. España decidió incrementar las medidas de seguridad tras el contagio de Teresa Romero, auxiliar de enfermería que atendió al misionero Manuel García Viejo.

La titular de Sanidad ha hablado con los medios antes de entrar a la mencionada reunión, y ha desvelado que propondrá a sus colegas europeos que hagan como España y refuercen los protocolos de seguridad para incrementar la protección de los sanitarios ante un posible contagio del virus.

Asimismo, tras asegurar que la situación está “controlada” en España porque la auxiliar evoluciona “favorablemente” y no hay más infestados, Mato ha afirmado que también se podrían adoptar otras medidas, como reforzar los controles en los aeropuertos y recoger datos de los pasajeros procedentes de países afectados por el ébola para tenerlos controlados durante 21 días, el periodo de incubación de la enfermedad.

“Necesitaríamos saber, cuando un pasajero venga en cualquier vuelo y aterrice en la UE, de dónde ha venido, dónde va a estar esos días y que tenga un control y un seguimiento de cualquier síntoma que pueda provocarle el virus del ébola”, ha explicado la ministra de Sanidad según recoge Europa Press.

Es más, Mato considera “muy importante” que los Estados miembros compartan la información de estos controles de entrada, sobre todo porque los pasajeros que aterrizan en cualquier aeropuerto de la UE luego tienen libertad de movilidad por el resto del territorio comunitario.

Además, al ser preguntada si habrá dimisiones por la gestión de la crisis del ébola cuando ésta termine, ha dicho que ella ahora mismo sólo piensa en “trabajar, como lo he hecho siempre, en seguir trabajando sin parar, todavía más. Creo que en momentos difíciles es cuando uno tiene que reforzar la actuación, y voy a trabajar sin descanso, como lo he venido haciendo hasta ahora, hasta que solucionemos este problema”.

Por último, la ministra ha admitido que todavía no podrá trasladar a la UE los resultados de la investigación de las causas del contagio de Teresa Romero. “La investigación sigue en pie. Es una investigación compleja, se están analizando todos los protocolos, se están evaluando todos los procedimientos, se están estudiando una por una todas las acciones, lo estamos haciendo con los profesionales y todavía no tenemos el resultado de la misma”, ha concluido.