La familia de Teresa Romero lleva a la Comunidad de Madrid ante la Fiscalía

Teresa Romero, auxiliar de enfermería contagiada por ébola
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Acusan al Gobierno regional de no proteger adecuadamente a los trabajadores contra agentes biológicos como el ébola. La familia de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada de ébola tras atender al misionero Manuel García Viejo, ha decidido sumarse a la demanda interpuesta por el Sindicato de Auxiliares de Enfermería (SAE) ante la Fiscalía, en la que se acusa a la Comunidad de Madrid de no proteger adecuadamente a los trabajadores contra agentes biológicos.

Así lo han anunciado la cuñada de Teresa y pareja del hermano de ésta, José Ramón Romero, en declaraciones a Antena 3 de las que se hace eco Europa Press. Charo, que así se llama la mujer, ha cargado duramente contra el Gobierno regional y el Ministerio de Sanidad por la falta de diligencia a la hora de gestionar la crisis del ébola, y ha confirmado que se han sumado a la demanda de SAE.

El sindicato presentó la semana pasada una denuncia ante la Fiscalía en la que ponía de manifiesto “acciones y omisiones atribuibles a los responsables políticos de la Consejería de Sanidad y, en su caso, del Ministerio de Sanidad”, en relación a las posibles responsabilidades derivadas del contenido de los protocolos y los fallos en la aplicación de los mismos.

Concretamente, SAE detallaba paso a paso todo lo ocurrido y solicitaba que la Fiscalía admitiese su demanda y la incorporase a su investigación para que el sindicato pudiera ser “parte activa” y pudiera tener “acceso a la información de la investigación”.

Aunque no se quedan ahí. Según ha anunciado la cuñada de Teresa Romero, la familia también ha reunido 6.000 firmas que entregarán a la Comunidad de Madrid exigiendo la dimisión del consejero de Sanidad regional. Consideran que Javier Rodríguez debe abandonar su cargo tras sus palabras sobre la auxiliar, a la que trató de culpar del contagio y a la que acusó de mentir sobre cómo se produjo el mismo.

Quieren que el consejero pague “por lo que le ha hecho a Teresa” y no les vale con las disculpas por escrito que envió Rodríguez tanto a la auxiliar como a su marido, Javier Limón, este martes. Tal y como ha dicho Charo, aunque aceptan las disculpas “llegan tarde” y a juicio de la familia no son más que unas “disculpas políticas”. “No vemos que haya humildad en ellas, no creemos que se arrepienta de lo que ha hecho a Teresa”, y por eso los familiares exigen su dimisión.

Incomunicada

Asimismo, Charo ha denunciado que no les dejan hablar ni con Teresa ni con su marido, ambos aislados en distintas plantas del Hospital Carlos III. Ha explicado que esta situación tiene “muy enfadada” a la auxiliar, a la que quitaron el móvil tras los primeros días de ingreso y no se lo han devuelto.

“Está aislada, pero si está consciente debería tener comunicación al menos con su marido porque ahora mismo lo que nos interesa es que esté tranquila para salir adelante”, ha dicho Charo, que ha afirmado que Teresa “está muy enfadada porque pide su móvil pero nadie sabe dónde está”.

Según ha dicho, les han explicado que es porque tiene que estar con mascarilla para respirar y le sería complicado usar un teléfono, y que en el caso de Javier Limón tendría que presentar una solicitud para poder hablar con la familia y les dicen que no lo ha hecho.