El marido de Teresa Romero pide responsabilidades y dice que “denunciará a quien tenga que denunciar”

Teresa Romero, auxiliar de enfermería contagiada por ébola
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La portavoz de la familia de la auxiliar contagiada, Teresa Mesa Escolano, denuncia que “del protocolo cogieron lo que quisieron” y no se siguió como debía haberse hecho. El marido de la auxiliar de enfermería contagiada de ébola, Teresa Romero, está dispuesto a llegar donde sea necesario para pedir responsabilidades políticas por lo ocurrido a su esposa. Javier Limón, que no ha presentado ningún síntoma, ha decidido acudir a unos abogados en cuanto pueda abandonar el Hospital Carlos III, donde se encuentra ingresado en observación, para “denunciar a quien haya que denunciar”.

Así lo ha asegurado Teresa Mesa Escolano, amiga de la familia y portavoz de Teresa Romero, en una entrevista en ‘El Programa de Ana Rosa’ de Telecinco. Según ha explicado, Limón sólo quiere volver a la rutina y recuperar su vida. “Lo único que quiere es que llegue la normalidad, hacer su trabajo y tirar para delante”, ha dicho Mesa, que ha confirmado que el marido de la auxiliar hablará en cuanto salga del hospital y después tomará medidas legales.

“Hará declaraciones cuando salga y se meterá en abogados. Se tiene que asesorar pero denunciará a quien haya que denunciar. Lo que le da fuerzas es pedir responsabilidades” por lo ocurrido a su mujer y también a su perro Excalibur, que fue sacrificado por orden la Comunidad de Madrid. La amiga de la familia ha confirmado que Limón vivió la muerte de su mascota como si de un asesinato se tratase y dice que a día de hoy sigue sin comprender por qué la ciencia no ha aprovechado la oportunidad de estudiar al perro. “No lo entiende, no entiende que no lo investigaran, que no lo pusieran en cuarentena”, ha dicho Teresa Mesa.

Tras ello, la portavoz de la familia ha criticado la aplicación parcial del protocolo de seguridad, ya que según ha confirmado los sanitarios “están perdidos” por la poca formación que han recibido para tratar a enfermos de ébola y “lo han hecho todo mal desde el principio” porque “en media hora les enseñaron cuál era el protocolo del traje”. Para Mesa está claro que no se ha aplicado todo e protocolo, sino lo que se ha considerado oportuno.

“El caso de Teresa está cambiando el protocolo, pero del protocolo cogieron lo que quisieron. Por ejemplo, tuvieron que ponerles cuarenta días en cuarentena a los profesionales y no lo hicieron”, se ha quejado la amiga de la auxiliar contagiada, que ha solicitado que se emitan partes médicos diarios sobre el estado de Romero, a la que ha defendido como “una profesional”.

En este sentido, ha criticado que las administraciones públicas hayan querido echar la culpa a la auxiliar del contagio, algo que preocupa mucho a Limón. “Lo que le preocupa a Javier es su mujer, el que se haya deteriorado la imagen que ella pudiera tener como profesional y humana”, ha dicho Teresa Mesa, que ha explicado que la paciente está tratando de ayudar a sus compañeros en todo lo que puede. “Se lo está poniendo muy fácil a los compañeros para que no les pase lo que le ha pasado a ella. Lo que ha podido hacerse, lo ha hecho”, ha aseverado.

Por último, sobre la dura carta de Javier Limón que ella misma se encargó de difundir, y en la que pedía la dimisión del consejero de Sanidad madrileño, Javier Rodríguez, por acusar a la auxiliar de mentir, Teresa Mesa ha dicho que “la carta es dura porque la realidad es muy dura”.