Los vecinos tratan de ‘aguar’ a Botella la reapertura de la Quinta de Torre Arias

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Ayuntamiento ha puesto en marcha esta semana visitas guiadas con cita previa por la finca, que pretende ceder al Opus Dei. La Plataforma Vecinal Quinta de Torre Arias vuelve a movilizarse contra Ana Botella. Los integrantes de este colectivo acudirán este domingo a las puertas de la finca, que el Ayuntamiento de Madrid ha reabierto al público esta misma semana, para mostrar su descontento con la gestión del consistorio de esta propiedad. Critican que sólo se haya abierto de forma parcial, con visitas guiadas por los jardines con cita previa.

Tal y como han indicado fuentes de esta Plataforma a ElBoletin.com, este domingo se presentarán en la Quinta de Torre Arias para intentar entrar a la finca y disfrutar de sus jardines pese a que no tienen cita previa, como exige el Ayuntamiento. Su objetivo es mostrar una vez más -llevan manifestándose todos los últimos domingos de mes desde marzo- el descontento de los vecinos de San Blas-Canillejas con la gestión municipal de la propiedad y con la pretensión de ceder la finca a la Universidad de Navarra, del Opus Dei.

El colectivo se queja de que este servicio de visitas guiadas, que se puso en funcionamiento el 2 de octubre y que se llevará a cabo únicamente los jueves de 16 a 18 horas y los domingos de 11 a 13 horas, es “insuficiente para la demanda de los vecinos”. Es por ello, y para “evitar el saqueo de lo público”, que intentarán ‘aguar’ a Botella la reapertura, que el Ayuntamiento ha vendido a ‘bombo y platillo’.

Los vecinos dicen esperar que aunque el servicio de visitas sea limitado, al menos “funcione”, aunque creen que “seguramente, como solo tienen interés en la publicidad tengamos problemas”. Problemas que, por cierto, ya se ha encargado de denunciar IU.

La formación denunció el mismo día del inicio de las visitas guiadas que “ya hay lista de espera” para conocer la histórica finca “con unas restricciones de dos meses de duración”. Esa es la consecuencia, dice IU, de que “sólo haya dos días a la semana habilitados y para un máximo de 50 personas” a la semana.

IU indicó que las consecuencias de esta decisión, que describe como un nuevo “fiasco” de Botella, eran ya “previsibles para casi todos” y criticó que la alcaldesa haya dejado la organización y gestión de estas visitas a la finca de Torre Arias “en manos privadas”.

Además, la formación cargó contra el Ayuntamiento por permitir al Opus Dei campar a sus anchaspor la Quinta, como ya denunció hace unos días, cuando el concurso para la cesión de este espacio aún no ha sido convocado por Ana Botella.