Gobierno y PP impugnarán el decreto de convocatoria de la Junta Electoral del 9N

Alicia Sánchez-Camacho, líder del PP catalán
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Artur Mas firmó ayer este decreto pese a que el Tribunal Constitucional ha suspendido cautelarmente la consulta. Alicia Sánchez-Camacho ha anunciado hoy que el Gobierno y el PP impugnarán la semana que viene el decreto de convocatoria de la Junta Electoral para la consulta del 9 de noviembre. El decreto fue firmado ayer mismo por Artur Mas pese a que el Tribunal Constitucional ha suspendido cautelarmente el referéndum soberanista.

Así lo ha anunciado la presidenta del PP catalán a su llegada a la XXI Interparlamentaria que los ‘populares’ celebran estos días en Guadalajara, adelantándose a las explicaciones al respecto que dará casi con toda seguridad la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Tal y como ha dicho Sánchez-Camacho, el Ejecutivo de Mariano Rajoy está actuando “con firmeza y serenidad” contra el desafío soberanista del presidente de la Generalitat, y va a seguir haciéndolo. “El Gobierno está moviendo ficha porque va a llevar a los tribunales y va a impugnar la firma de Artur Mas nombrando a los siete consejeros de esa Junta Electoral, que no puede existir”.

Con estas palabras ha adelantado el que será el siguiente movimiento del Gobierno ante la decisión de Mas de seguir adelante con el proceso, pese a que el Constitucional suspendió de forma cautelar el pasado lunes la Ley de Consultas y el decreto de convocatoria de la votación del 9 de noviembre.

En palabras de la ‘popular’ catalana, el presidente de la Generalitat está en un “callejón sin salida” y lo único que pretende con el nombramiento de esa Junta es “ganar tiempo”, aunque sabe que “no puede seguir con los preparativos del referéndum ilegal”.

Sánchez-Camacho ha destacado que la unidad de los partidos independentistas “cada día está más en riesgo”, y ha vaticinado que “les queda muy poco tiempo para que esa unidad empiece a romperse y resquebrajarse” porque “los partidos independentistas no son una unidad real sino una unión de intereses para un referéndum ilegal que no se va a hacer el 9 de noviembre”, ha aseverado.

A su juicio, tarde o temprano Mas tendrá que decir la verdad “a todos los catalanes”, dejando claro que la Generalitat “no va a poner urnas el 9 de noviembre” y “no va a hacer ese referéndum porque es ilegal y porque está suspendido por el Tribunal Constitucional”.

Reunión del bloque soberanista

Mientras tanto, Artur Mas mantiene su órdago y hoy mismo se reúne con los líderes de CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP para fijar la hoja de ruta de la consulta soberanista del 9N, después de la suspensión cautelar del Constitucional.

En este encuentro, que se celebra en el Palau de la Generalitat, Mas pretende consensuar los próximos pasos ante la suspensión cautelar de la consulta, en un momento en el que Oriol Junqueras (ERC) presiona para que haya un calendario concreto y que se celebre la cita del 9 de noviembre a toda costa.

Además del presidente de la Generalitat, participan en la cumbre el consejero de Presidencia y portavoz del Ejecutivo autonómico, Francesc Homs, y la vicepresidenta, Joana Ortega.