Sólo dos senadores se oponen al convenio por el que Rusia veta la adopción a parejas gays

Manifestación del Orgullo Gay
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El pleno del Congreso ha votado abrumadoramente a favor del convenio de adopciones que excluye a solteros y parejas gays. Los senadores arguyen razones humanitarias. El acuerdo internacional que veta la adopción de niños rusos por parte de parejas gays españolas ya es una realidad. La votación en el Senado, último trámite pendiente para su aprobación, ha sido favorable por una aplastante mayoría. Sólo dos miembros de la Cámara Alta se han opuesto al documento redactado al dictado de Moscú.

Un total de 232 senadores han votado a favor del convenio de adopciones frente a cinco abstenciones y sólo dos negativas. Una de las últimas la ha emitido Jesús Enrique Iglesias, senador de IU, que ha justificado su decisión por el hecho de que al aprobar el documento se admite de forma “implícita” que los gays no tienen la capacidad de “amar y educar” a los menores igual que lo haría una pareja heterosexual.

Mientras tanto, la senadora popular Rosa María Vindel, ha calificado de “intolerable” la postura del comunista asturiano porque rechazar el acuerdo hubiera bloqueado, como de hecho venía ocurriendo, cualquier adopción de niños por parte de españoles. Además, ha justificado que en este caso ha primado el resolver una cuestión “humanitaria” antes que velar por los “derechos fundamentales” del colectivo homosexual.

Con la ratificación del pleno del Senado, se aprueba definitivamente este convenio que impide en todos los casos que personas solteras o gays puedan acoger a menores rusos. Su aprobación, a pesar de las sobras apuntadas por Iglesias, supondrá el desbloqueo de las casi 600 adopciones en curso suspendidas cuando Rusia cambio su ley de adopciones internacionales para impedir la acogida en países que recogen en su código legal la unión de personas del mismo sexo.

Desde la bancada del PSOE, que ya votó abrumadoramente a favor del convenio en el Congreso, el senador Dimas Sañudo ha explicado su postura. El socialista ha precisado que el voto de su grupo debe entenderse como un “sí crítico” orientado por la “necesidad de las familias y el interés del menor”. Unas observaciones con las que ha coincidido el senador Iñaki Anasagasti, del PNV que ha mostrado su deseo porque el convenio “no fuera homófobo” pero que antes va el responder a las familias que esperan desde hace tiempo la adopción.