MSF afirma que los bombardeos israelíes llevan a Gaza «al borde de la catástrofe»

Gaza

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) ha dado la voz de alarma sobre el «impacto devastador» que puede causar la escalada de ataques israelíes en la Franja de Gaza, que podría quedar «al borde de la catástrofe», y ha catalogado como «inaceptable» el uso de la fuerza por parte de Israel después de que cientos de palestinos resultasen heridos en Jerusalén.

«Los bombardeos israelíes son increíblemente intensos y más fuertes que en anteriores campañas», ha señalado la coordinadora general de MSF en los Territorios Palestinos Ocupados, Hellen Ottens Patterson, quien ha lamentado en un comunicado que la destrucción de ciudades a causa de los ataques.

En este sentido, ha explicado que «no es seguro salir a la calle», pero que la población tampoco está a salvo dentro de los edificios, por lo que «la gente está atrapada» y el personal sanitario de emergencias corre «increíbles pero necesarios riesgos» para desplazarse.

El Ministerio de Sanidad de Gaza ha indicado que, hasta el momento, han muerto 83 palestinos, y hay cerca de 400 ciudadanos heridos. Por su parte, las autoridades israelíes han notificado la muerte de siete personas a causa de los misiles lanzados por los grupos militares de la Franja de Gaza desde el inicio de esta nueva ofensiva.

Estos ataque se producen tras «días de violencia» en Jerusalen. Durante la noche del lunes los equipos de MSF prestaron apoyo a la Media Luna Roja Palestina para la exploración y estabilización de cientos de pacientes heridos por la Policía israelí, la mayoría de los cuales habían sufrido traumatismos y heridas por balas de goma y granadas aturdidoras.

«Nuestros equipos tuvieron que lidiar con heridas severas infligidas por la Policía israelí», ha explicado Ottens Patterson, quien ha destacado que la violencia que sufrieron es «la peor que los equipos de MSF han presenciado en Jerusalén en años».

Médicos sin Fronteras, que lleva presente en la Franja de Gaza desde hace más de 20 años, ha mostrado su disposición a apoyar a las autoridades pertinentes para proporcionar atención médica vital a quienes la necesiten.

«El nivel de violencia y de heridos de los últimos días es terrible e inaceptable. Estamos profundamente preocupados por la seguridad de la población civil», ha concluido Ottens-Patterson.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA