Minoritarios de Abengoa advierten sobre TerraMar: “Es especialista en liquidar empresas”

ABENGOA

Abengoa. Autor: Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

AbengoaShares, la plataforma que agrupa a los accionistas minoritarios que han sindicado sus títulos de propiedad, ha advertido este lunes sobre la trayectoria y la estrategia empresarial del fondo TerraMar Capital, sobre el cual Abengoa ha comunicado que ha recibido una oferta de liquidez de 200 millones de euros, desglosada en un préstamo (150 millones) y una aportación de 50 millones de capital a la sociedad Abenewco 1.

Asimismo, los accionistas minoritarios han advertido de que el fondo TerraMar Capital LLC cuenta con un capital social «de tan solo 10.000 dólares».

En un comunicado, AbengoaShares ha sostenido que «es inexplicable, además, que se recurra a TerraMar Capital LLC, un fondo buitre extranjero, cuyo ‘modus operandi’ se basa es la deslocalización, despiece y liquidación de las compañías en las que interviene».

Los accionistas sindicados han recordado que en la comunicación al organismo regulador de la multinacional con sede social en Sevilla para dar cuenta de un nuevo plan de reestructuración tiene como «resultado final que el fondo californiano TerraMar Capital LLC se haga con el 70% de la filial de Abengoa, Abenewco1, en la cual se encuentran todos los activos y empleos de la compañía».

AbengoaShares ha considerado que el acuerdo entraña «poner en riesgo, no solo los centenares de millones de euros de dinero público que se solicita al Estado, sino también los 14.000 puestos de trabajo, 3.000 de ellos en España, y la españolidad de la compañía al quedar en manos de un fondo buitre extranjero».

Los accionistas que han sindicado sus títulos de propiedad en Abengoa han calificado como «un disparate absoluto este plan de refinanciación», respecto al cual han trasladado que «solo es explicable en el contexto de huida hacia adelante en el que se encuentra el actual consejo, presidido por Juan Pablo López-Bravo Velasco».

70% de la compañía

La argumentación de los accionistas minoritarios pone el foco en el hecho de que Abengoa reclame «hasta 749 millones de euros de dinero público para que un fondo buitre extranjero, aportando la tercera parte, se quede con el 70% de la compañía».

La oferta no vinculante presentada por TerraMar para adquirir el 70% de Abenewco1 consiste en la aportación de 150 millones en préstamos (35 millones inicialmente y 115 millones supeditados al cumplimiento de ciertas condiciones no especificadas) y 50 millones a través de una ampliación de capital.

El plan de reestructuración requiere de la participación del Estado, mediante préstamos y avales del ICO y Cesce por valor de 250 y 300 millones, y de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), que aportaría 249 millones.

AbengoaShares recuerda que «la propuesta resulta todavía más anómala si se tiene en cuenta quién es TerraMar Capital LLC», para lo que recomiendan entrar en su página web y comprobar de este modo «la opacidad con la que actúa este fondo, el cual ni siquiera se presenta como fondo de inversión, sino como ‘plataforma de inversión'».

Los accionistas sindicados han esgrimido, en este sentido, que este fondo de inversión solo revela en su página web «un formulario de contacto, ni una sola referencia a quién es su equipo gestor, qué inversores se encuentran tras el mismo, qué operaciones han llevado a cabo o qué experiencia tiene en compañías como Abengoa».

Tres operaciones desde 2016

Abengoashares ha señalado que «el fondo buitre apenas cuenta con 21 empleados y solo ha realizado 3 operaciones desde su creación en 2016, por un valor de apenas 30 millones de dólares en total».

Los accionistas sindicados han trasladado que las operaciones en que ha intervenido TerraMar Capital son sectores que nada tienen que ver con el de Abengoa, entre los que se encuentra «un proveedor local de caucho para neumáticos (East West Copolymer, adquirida en 2016 y en bancarrota en 2017); una franquicia de caramelos (Lolli Pops Inc, adquirida en febrero de 2020 por 2,8 millones de dólares en una situación de bancarrota); y una franquicia de boutiques de ropa (Francesca, adquirida en febrero de 2021 por 18 millones de dólares junto con Tiger), y de la cual pretende cerrar de inmediato 275 de las 550 tiendas que tiene».

Abengoashares ha calificado de «tomadura de pelo que se acuda a un fondo así», al tiempo que esgrime que los propios accionistas «se comprometieron, y así lo recoge el informe anual de 2019, a aportar ellos mismos nuevos fondos mediante una ampliación de capital por hasta 30 millones de euros, así como la aportación de otros fondos de inversión dispuestos a entrar en la compañía y a aportar dinero y cartera».

AbengoaShares ha concluido que «la propuesta del plan de reestructuración se encuentra realizada por el consejo de administración a espaldas de los propios accionistas», así como que su ejecución «privaría a éstos, entre los que se encuentra el Estado con una participación del 3,12%, de la propiedad de la compañía y todos sus ahorros se verían reducidos a cero».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA