Merkel sobre las caídas en bolsa: «Vivimos en tiempos de incertidumbre»

Bolsa de Francfort
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La canciller alemana, Angela Merkel, se mostró hoy preocupada por los fuertes desplomes que sufrieron las Bolsas de Asia y Estados Unidos en las últimas horas que llevó a Wall Street a registrar su mayor caída desde 2011. «La evolución de la Bolsa en las últimas horas ha demostrado que vivimos en tiempos de incertidumbre», señaló la mandataria esta mañana en Berlín, antes de afrontar la que previsiblemente será la última jornada de negociaciones entre su bloque conservador y el Partido Socialdemócrata (SPD) para sellar un acuerdo de Gobierno de coalición en Alemania.

La potencia europea también se vio afectada hoy por la tendencia negativa que afectó a los parqués internacionales.

El índice de referencia en la Bolsa de Fráncfort, el Dax, comenzó el día con un 2,83 por ciento de pérdidas, hasta los 12.328,61 puntos. Pese a ello, los inversores se mantuvieron relativamente tranquilos y no se produjo la temida caída por debajo de la marca psicológica de los 12.000 enteros.

Por su parte, el índice FTSE 100 de Londres retrocedió 3,5 por ciento en la apertura, pero luego se recuperó hasta los 7.201 puntos a media mañana, 133 enteros o un 1,8 por ciento menos respecto del cierre del lunes.

A su vez, el Ibex 35 de España abrió la sesión con un 3,31 por ciento negativo, pero a media sesión se dejaba un 2,21 por ciento para situarse ligeramente por encima de los 9.800 puntos.

En París el descenso era del 1,82 por ciento y Milán cedía un 1,69 por ciento.

«Los inversores se mantienen tranquilos», indicó Daniel Saurenz, de Feingold Research, después de que hubiese caídas temporales en Fráncfort de hasta un 8,0 por ciento tras las pérdidas del 4,6 por ciento del lunes en Nueva York.

El motivo del derrumbre son los temores de que las tasas de interés en Estados Unidos aumenten de forma más rápida a lo previsto hasta ahora, lo que haría a las acciones menos atractivas frente a los bonos y numerosos inversores se alejarían por tanto de las Bolsas.

En opinión del banco alemán NordLB, los inversores tienen que seguir atentos a lo que ocurra en Estados Unidos. «Nueva York sigue siendo el corazón palpitante de los mercados financieros» y por tanto determinante para los Mercado de Valores, aseguró el analista Tobias Basse.

Por ello se espera con tensión la apertura de Wall Street. Basse cree que el actual ambiente de «rebajas de invierno» atraerá a cazadores de ofertas. Otros expertos consideran que es difícil encontrar razones racionales para la intensidad del desplome en Nueva York. Martin Utschneider, del banco privado Donner & Reuschel, consideró la situación como «movimientos irracionales».

Wall Street se desplomó el lunes un 4,6 por ciento. Durante la jornada bursátil incluso llegó a perder casi 1.600 puntos, el mayor retroceso en la historia de la Bolsa de Nueva York en un solo día.

Este resultado arrastró hoy a las Bolsas de Asia. El índice Nikkei de Tokio perdió un 4,73 por ciento, lo que supone su peor registro en un solo día desde 2016. El índice de referencia cedió 1.071,84 puntos y se despidió con 21.610,24 enteros. Durante la jornada, el selectivo, que engloba a los 225 principales valores del mercado nipón, llegó a perder un 7,1 por ciento.

También registraron pérdidas los mercados en China y Hong Kong. El índice Hang Seng de la ex colonia británica retrocedió 4,32 por ciento, en tanto que el Shanghai Composite lo hizo un 3,2 por ciento.

«Es una corrección largamente esperada impulsada por el temor de los inversores a la subida de las tasas de interés», dijo el analista de Hong Kong Ben Kwong. «La toma de ganancias en base a acciones cuyas compras fueron excesivas mantendrá la corrección durante un tiempo, hasta que la valoración regrese a niveles atractivos», añadió.

En India las Bolsas también cayeron casi un tres por ciento en respuesta a los mercados internacionales y a problemas domésticos, aunque al cierre se recuperaron y el principal índice, el Sensex, perdió 561,22 puntos, un 1,6 por ciento.

En Australia el S&P/ASX200 cayó 192,9 puntos, un 3,2 por ciento, con todos los sectores en negativo, incluso la banca, energía, petróleo y minería.

Combinadas las pérdidas del lunes con una caída de 665 puntos el viernes, el Dow Jones de Nueva York se ha derrumbado en torno a un ocho por ciento desde la semana pasada. El movimiento coincide con la asunción de un nuevo presidente de la Reserva Federal estadounidense, Jerome Powell.

Powell afirmó al asumir el cargo que el sistema financiero estadounidense es «más fuerte y resistente» que antes de la crisis financiera de hace 10 años.

Ante la incertidumbre en los mercados, la Casa Blanca lanzó un mensaje de confianza y afirmó que el presidente estadounidense, Donald Trump, se enfoca en los pilares económicos a largo plazo, los cuales continúan siendo «excepcionalmente fuertes», según dijo la portavoz, Sarah Sanders.