La CNMV indigna a los afectados por las preferentes: no habrá sanciones hasta el año que viene

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las multas para las entidades que colocaron indebidamente participaciones preferentes entre inversores minoristas no llegarán hasta el año que viene. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no cree que antes de esta fecha puedan resolverse los once expedientes anunciados ya por el organismo; demasiado tarde a juicio de muchos afectados por la crisis de estos productos que siguen reclamando una actitud más activa por parte del regulador.

El presidente saliente de la CNMV, Julio Segura, que culmina su mandato el próximo 6 de octubre, hizo estas estimaciones en el marco de de la II Conferencia Internacional sobre los Mercados de Valores. Igualmente, ha recordado que hasta el cierre de un expediente -proceso que no suele ser inferior al año y medio y que se tramita en la Audiencia Nacional- el organismo no está autorizado a revelar los nombres de las entidades financieras sobre las que ya se ciernen sanciones.

Unas multas que, ha dicho Segura, conllevan un elevado “coste reputacional” que le hace pensar que algunas entidades estarían dispuestas a afrontar mayores sanciones si no fuesen públicas. En este sentido, desde el supervisor financiero se ha recordado además que no es tarea suya resarcir a los afectados por esta crisis de las preferentes, algo que depende de los tribunales ordinarios de justicia, sino de “imponer disciplina de mercado”.

Además, volvió a rechazar frontalmente las acusaciones de pasividad con la crisis de preferentes que amplios sectores sociales han lanzado contra el organismo. En este punto remarcó que la regulación vigente impide cosas que “podrían ser deseables” y que la institución que preside hubiera tenido que “saltarse la Ley” para prohibir la comercialización de las discutidas preferentes a inversores no cualificados como algunos políticos e inversores afectados han llegado a reclamar.

Segura defiende esta posición con argumentos como que prevé abrir de aquí a final de año otros cuatro expedientes sancionadores contra entidades de crédito por comercialización indebida de participaciones preferentes. Así, el número de sancionados por esta práctica podría elevarse a once el próximo año, cifra que supone un 58% de los emisores de este tipo de títulos híbridos en el mercado español.

En concreto, la CNMV prevé que antes de que acabe este mes de septiembre se abra la acusación formal contra dos nuevas entidades y, antes de final de año, otros cuatro expedientes comiencen a tramitarse. En total, 11 de las 19 entidades que se lanzaron a la comercialización de este tipo de títulos podrían recibir en sus mostradores una cuantiosa multa por mala praxis a lo largo del ejercicio 2013, tiempo que se estima desde el supervisor del mercado para cerrar los siete expedientes ya abiertos y los cuatro que están por venir.

La revisión llevada a cabo sobre las emisiones de preferentes ya comprende el 50% del saldo vivo en circulación en mayo de 2011, cuando la CNMV tomó cartas en el asunto de una manera decisiva y se decidió a investigar la posibilidad de sanciones por mala praxis en la comercialización de estas preferentes.

Unas prácticas que, en cualquier caso, no afectan a todo ese saldo del que una gran parte se colocó correctamente y se resumen en venderlas sin informar convenientemente de sus riesgos y características y en compraventas con mediación de las propias entidades emisoras a precios superiores a los que el mercado secundario marcaba en el momento de cerrarse estas transacciones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA