Bruselas prepara un plan para emitir “eurobonos de defensa”

Comisión Europea
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El primer paso podría pasar por permitir que el Banco Europeo de Inversiones financie proyectos de defensa. La Comisión Europea está estudiando un plan para emitir “bonos europeos de defensa” que sirvan para financiar la inversión en drones, buques de guerra y ciber-defensa, dentro de los esfuerzos de la Unión Europea para profundizar su coordinación militar tras el Brexit.
 
La idea es que los Estados miembros pongan en común miles de millones de euros en gasto militar como parte de un esfuerzo de largo alcance para fortalecer las defensas contra el terrorismo y reforzar las fronteras externas, según publica Financial Times.
 
En una entrevista con el diario británico, el vicepresidente de la Comisión Europea Jyrki Katainen se ha referido a la idea de una especie de  tesoro europeo de defensa a través del cual los Estados participantes podrían recurrir a los mercados y financiar compras conjuntas de activos que sean propiedad de la UE.
 
Esta iniciativa tocaría algunos espacios sensibles para la OTAN – organización a la que pertenecen 22 estados miembros – pero Bruselas cree que ha llegado el momento de centralizar las actividades de inversión y más militar.
 
“La seguridad siempre ha pertenecido a los Estados miembros y la realidad ha cambiado”, ha defendido Katainen. “Con el fin de defender los principios de un sistema monetario único, la libre circulación y todo, con el fin de defender los valores de la democracia liberal, y teniendo en cuenta la naturaleza cambiante de las amenazas, la UE y Europa deberían ser más capaces de lo que son hoy en día de hacer frente a estas difíciles amenazas”.
 
“Esto no significa que la UE se vaya a convertir en un guerrero global”, ha matizado el exprimer ministro finlandés, que como primer paso considera que los estados miembros podrían eliminar las restricciones que tiene actualmente el Banco Europeo de Inversiones, que por lo general financia infraestructuras, para que pueda financiar una amplia gama de proyectos de defensa.
 
“En lugar de la financiación de artillería o tanques, los proyectos serían más innovadores y, a veces en el límite de uso civil y militar”, ha apuntado Katainen. Un cambio en el mandato del BEI en el corto plazo podría alcanzarse este mismo año.
 
La mayor colaboración europea en defensa ha estado siempre sobre la mesa, si bien Reino Unido siempre se opuso al entender que había duplicidades con la OTAN. El Brexit hace que vuelvan a retomarse estas discusiones, que no obstante podrían acabar chocando también con reticencias. El proyecto de crear un Tesoro europeo que emitiese eurobonos, por ejemplo, nunca llegó a nada por el rechazo de algunos países a mutualizar la deuda o perder soberanía.