La Bolsa española estrena futuros sobre los índices Ibex de bancos y energía

Ticker de cotizaciones de la Bolsa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los futuros sobre los índices sectoriales de banca y energía del Ibex 35 comenzarán a negociarse en una semana y contarán con tres entidades creadoras de mercado. La Bolsa española amplía su catálogo de derivados con los nuevos contratos de futuro sobre los índices Ibex 35 Bancos e Ibex 35 Energía. Disponibles a partir del próximo 20 de septiembre, se configuran sobre los indicadores que agrupan a los valores del selectivo rey del parqué madrileño integrantes de cada uno de estos dos sectores.
 
Estos nuevos productos de MEFF, el mercado de derivados de Bolsas y Mercados Españoles (BME), ya cuentan con el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para su lanzamiento. Esto se produjo el pasado mes de julio, con la modificación de las condiciones generales del grupo de contratos de activos subyacente de carácter financiero, según informa la sociedad gestora del parqué madrileño en una nota oficial.
 
El lanzamiento de estos futuros sobre los bancos y las energéticas del Ibex 35 viene a dar respuesta a la demanda de los miembros de mercado español, así como de sus clientes. Además, facilitan el acceso a una cartera más diversificada sobre Bolsa española así como a nuevas oportunidades de inversión.
 
Desde BME se informa de que estos contratos tendrán un multiplicador de 5,00 euros y los mismos vencimientos que los contratos de futuro sobre el Ibex 35. Esto es: cuentan con dos vencimientos mensuales, diez trimestrales y cinco semestrales. Para aportar liquidez a su negociación se ha designado como creadores de mercado a Banco Santander, BBVA y CecaBank, la entidad participada por las fundaciones bancarias herederas de las antiguas cajas de ahorros.
 
Frente a los contratos negociados en mercados directos y desregulados, conocidos como OTC por sus siglas en inglés, estos nuevos futuros cuentan con las garantías que ofrece un mercado regulado y una cámara de contrapartida central, que en este caso es BME Clearing.