Talgo acelera en Bolsa con dirección a la conquista del Metro y Cercanías

Tren de Talgo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El grupo ferroviario apunta a mercados como EEUU con su nueva apuesta por el transporte de viajeros en corta distancia, un segmento hasta ahora inexplorado.

La última apuesta de negocio de Talgo tiene premio en Bolsa. El interés de la cotizada en fabricar modelos de convoy para Metro y Cercanías se traduce en alzas del 2,4% para sus acciones en el parqué madrileño, al punto de lograr uno de los avances más decididos de todo el Mercado Continuo en este arranque semanal.
 
El objetivo de Talgo es irrumpir en un mercado en el que espera captar pedidos por hasta 12.000 millones de euros en los próximos tres años. Hasta la fecha, esta compañía ferroviaria tan solo había desarrollado modelos para trenes de larga distancia y alta velocidad, pero no para el transporte de corta distancia de viajeros, servicios que incluyen metro, tranvía y cercanías. Así, según ha destacado el presidente de la firma, Carlos de Palacio, se ofrece una cartera de producto “cada vez más amplia y diversificada”.
 
En este asalto a un mercado hasta la fecha inexplorado por la compañía ferroviaria, ya tiene muchos deberes hechos, pues ya está listo el modelo Talgo EMU, un tren que cuenta con flexibilidad para adaptarse a las distintas necesidades de los operadores, dado su diseño modular, según ha explicado la propia cotizada. Es así que subraya que el piso bajo de todo el tren facilita la accesibilidad y, por tanto, el ahorro de tiempo en cada parada al facilitar la subida y bajada de pasajeros. Además, su sistema de rodadura también se presenta como una ventaja frente a la competencia en lo que se refiere al consumo energético.
 
La carta de presentación de este nuevo convoy, cuyo lanzamiento es aplaudido por el mercado, es la promesa de “maximizar la capacidad de transporte en líneas saturadas sin necesidad de realizar inversiones para ampliar las infraestructuras” existentes, tal y como señala la revista especializada Vía Libre en su último número. Además, este nuevo tren contará con diferentes modelos adaptados para tres anchos de vía diferentes con capacidad para circular a una velocidad de hasta 160 kilómetros por hora en cualquiera de los casos.
 
Uno de los mercados hacia los que Talgo apunta con su nueva apuesta de fábrica es EEUU, donde la española ya está presente, si bien incide en el hecho de que este convoy cuenta con un “gran potencial de crecimiento en ventas” mientras está pendiente de la resolución del macrocontrato de trentes de alta velocidad para el operador estatal español Renfe, estimado en unos 2.600 millones de euros y cuyo cierre definitivo se espera para el próximo mes de octubre.