La CNMV da vía libre al calentón bursátil de Gas Natural

Comisión Nacional del Mercado de Valores
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Desde la publicación en prensa de la desinversión de Repsol y Criteria en Gas Natural hasta su confirmación oficial han pasado varias horas en las que la CNMV no ha decretado suspensión. Gas Natural ha vivido este jueves una sesión bursátil de vértigo. En los cruces más eufóricos han llegado a verse alzas del 5,6% al calor de rumores que luego se han confirmado. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha limitado a requerir información que luego ha publicado sin suspender nunca la negociación.
 
El rebote no ha sido cosa de un único valor. Los rumores que desde mediodía apuntaban a una posible operación a tres bandas entre Repsol y Criteria con el fondo Global Infraestructure Partners (GIP) ha aupado también con fuerza la cotización de la petrolera y de CaixaBank, la rama cotizada del grupo bancario La Caixa. No obstante, en ningún momento se ha decretado la suspensión para ninguna de las tres firmas, a pesar del fuerte repunte consecuencia de la publicación de Bloomberg que luego las dos posibles vendedoras se han visto obligadas a reconocer.
 
Tanto Repsol como Criteria han enviado unos escuetos comunicados al supervisor en los que reconocen que cada una de ellas está barajando la venta de un 10% de Gas Natural a un tercero. En el caso de la petrolera se especifica que esta declaración “a solicitud de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y como consecuencia de las noticias aparecidas en diversos medios de comunicación”. El brazo inversor del grupo La Caixa ha explicado simplemente que explicaba la situación “ante los rumores que circulan en algunos medios”.
 
Desde la CNMV no se han hecho públicas estas declaraciones hasta las 13:16 y las 13:47 horas, respectivamente. Así, pues, desde la publicación de los términos de la posible operación hasta su confirmación han pasado varias horas en las que los inversores de perfil más oportunistas han comprado y vendido sin la más mínima molestia tanto en la gasista como en sus dos accionistas de referencia.
 
Esta situación contrasta con el guion seguido por el organismo supervisor que preside Elvira Rodríguez en casos similares que han tenido lugar recientemente en el parqué madrileño. Este mismo mes de junio, se decretó la suspensión por más de cuatro horas de la negociación en Gamesa a la espera de que aclarase los términos definitivos fijados para la integración con los negocios eólicos de Siemens que algunos medios habían filtrado con mayor o menor acierto antes de su anuncio público.
 
No obstante, a finales de enero, cuando los rumores en torno a este movimiento cobraron mayor fuerza, el procedimiento de la CNMV fue el mismo que se ha empleado hoy en Gas Natural. No se decretó suspensión alguna para el valor a pesar de que con el mercado abierto a negociación se publicaron dos comunicados al respecto. Uno primero poco después de una hora de la apertura de sesión para reconocer el estudio de “oportunidades estratégicas” y otro ya en plena subasta de cierre en el que apuntaba directamente hacia la eventual fusión de negocios con la alemana Siemens.
 
Las dos compañías accionistas de Gas Natural han explicado que informarán al mercado del resultado de unas conversaciones en las que aseguran están aún en “fase preliminar” en caso de que se alcance algún acuerdo definitivo. Hasta entonces, aconsejan los gestores de carteras, los inversores habrán de seguir atentos los rumores del mercado para evitar perderse un más que probable calentón alcista si la venta se cierra con el fondo GIP o algún otro inversor con vocación de permanencia.