GAM se confirma como el valor más ‘peligroso’ de la Bolsa española

La evolución bursátil de General de Alquiler de Maquinaria (GAM) en este 2012 no deja lugar a dudas entre los analistas. Se ha convertido por méritos propios en el valor más volátil y especulativo de todo el parqué madrileño. Los dientes de sierra que marca su gráfico dan idea de unos movimientos especulativos que han calentado el valor hasta un 110% en lo que va de año con el único acicate de constantes aplazamientos en el pago de sus deudas.

El juicio unánime sobre GAM de los analistas y gestores consultados por EL BOLETÍN es que o se goza de cierta experiencia en operaciones especulativas a corto plazo o es mejor permanecer fuera de esta “montaña rusa impredecible”. Dejarse seducir por la estrella fugaz de alguno de sus últimos rebotes sin saber salir a tiempo puede suponer, advierten, cuantiosas pérdidas.

En este mes de enero, los gestores más activos a ambos lados de la ventanilla y siempre con posiciones bastante equilibradas en cuanto a volumen de compras y ventas han sido Renta 4, Mercavalor, GVC Gaesco, Mirabaud Finanzas y CM Capital Markets. El rebote iniciado ayer (47,37%) y secundado hoy (20%) volvía a tener a los mismos protagonistas según datos proporcionados por Infobolsa.

Los expertos destacan que cuando una cotizada ha mostrado mejoría en sus aspectos fundamentales es lógico que los inversores apuesten por el valor, concediéndole considerables alzas, una vez que logra acuerdos para suavizar sus compromisos con acreedores. Sin embargo, muy poco nada, dicen, ha mejorado la situación en este ‘milagroso’ 2012 para la asturiana GAM.

Sus verticales escaladas, desandadas en su mayoría por inmediatos desplomes, únicamente han tenido un motor: los continuos aplazamientos en el pago de sus deudas. Retrasos nunca acompañados de perspectivas de mejora para sus negocios: el alquiler de maquinaria, estrechamente relacionado con la paralizada construcción.

El último ‘rally’ que ha caldeado los ánimos inversores en el valor ha llegado al calor de la publicación de las condiciones planteadas por GAM para aplazar la conversión de 125 millones de euros en bonos convertibles de este mes de agosto a enero de 2016. La compañía justifica la medida como un trato de favor para unos inversores que confiaron en poder recibir acciones este verano a 33,45 euros, cuando en verdad cada título de la compañía apenas vale 88 céntimos tras la escalada de hoy.

El aplazamiento, que tendrá que votarse en junta de bonistas el próximo martes 14 de febrero, parece asegurado, ya que los inversores seguirán recibiendo intereses mientras esperan a que la cotización se reflote en los próximos cuatro años.

Además, GAM parece querer facilitar el aplazamiento cuanto antes, para lo que ofrece una prima del 0,1% sobre el valor nominal de los bonos a cada uno de los inversores que acuda a la cita de la semana que viene. En caso de que los presentes no llegasen a dos tercios del total de bonistas, la votación debería aplazarse hasta marzo.

Lo que sí parece que se aplazará a marzo es un crédito que la compañía arrastra desde febrero de 2011 y para el que el pasado día 27 de enero consiguió su tercera prórroga, con su consiguiente y fugaz rebote. Todas las quinielas de expertos y foreros apuntan a que las dificultades por las que atraviesa la compañía darán paso a un nuevo atraso hasta marzo.

La compleja situación financiera de la compañía se ha acompañado en los últimos cuatro años de un desplome bursátil del 74%, 66%, 10% y 75% respectivamente, lo que ha llevado su capitalización bursátil al filo de los 200 millones en los últimos tiempos.

A pesar del castigo acumulado por el valor, la falta de mejora por fundamentales y el escaso volumen que mueve en las sesiones en que no se producen ‘calentones’ motivados por aplazamientos de pagos, ponen en duda la consistencia del espectacular rebote que en este 2012 se ha apuntado GAM, un valor ‘peligroso’ y que los expertos solo recomiendan para carteras expertas en especulación. Todo ello con un precio objetivo de 40 céntimos, la mitad de los precios a los que ha conseguido medrar en el mes y medio que cuenta de este 2012.