Sacyr sube un 5% en Bolsa con su hoja de ruta para sacudirse la deuda de Testa

Sacyr
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La inmobiliaria patrimonialista ha conseguido cerrar con alzas superiores al 7% a un paso de igualar máximos de los últimos siete años. El paso al frente de Sacyr para sacar de balance la deuda de su filial patrimonialista ha tenido premio. Las acciones de la constructora han llegado a rozar alzas del 5% tras conocerse que los accionistas de Testa Inmobiliaria han dado vía libre a una nueva colocación que reduzca el peso inversor de la presidida por Manuel Manrique.

La mejora de cuentas que supondría la operación para el grupo una vez que ha conseguido refinanciar su cartera de pasivo vinculada a su participación en Repsol ha caído en gracia en un mercado marcadamente alcista en la sesión de este martes. El objetivo es además, conseguir una mayor independencia para Testa de forma que pueda aprovechar las oportunidades que se produzcan al calor de la ahora incipiente recuperación del sector inmobiliario en España.

Un destino al que se llegará primeramente mediante una reducción de capital que compensará pérdidas acumuladas por la sociedad. En concreto, y según lo aprobado este martes en junta extraordinaria de accionistas, por 669 millones de euros. Después se devolverán a la matriz otros 527 millones con cargo a reservas. Dos partidas con las que Sacyr dará por saldada la deuda que la patrimonialista había ido adquiriendo con ella a lo largo de los años más duros para el sector ladrillo.

La hoja de ruta continúa con el que es en verdad el primer objetivo: una colocación adicional de acciones en el mercado mediante una oferta pública de suscripción (OPS) con la que se pretenden captar no menos de 300 millones de euros. Un colchón con el que el grupo espera dotar a Testa de la solidez necesaria para reforzar balance y afrontar posibles oportunidades de crecimiento.

Todo el plan pasa por ratificar que “la situación de los mercados es propicia”, según ha destacado el consejero delegado Fernando Lacadena en el cónclave de accionistas al que quizá por última vez Sacyr ha acudido con un peso del 99,33%. Es así que el capital susceptible de circulación actualmente es de tan sólo un 0,6% del total, con lo que Testa ha sido tradicionalmente una de las cotizadas más ilíquidas de todo el parqué madrileño.

Los datos presentados este martes por la compañía patrimonialista la avalan como una de las grandes de su segmento en España con una cartera de superficie alquilable de 1,37 millones de metros cuadrados y una tasa de ocupación “casi plena”. Unos ingredientes que han animado también la oportunista toma de posiciones en su capital ante lo que pueda estar por venir. Es así que sus acciones han cerrado a un precio de 19,32 euros, con alzas del 7,33% que han llevado su gráfica a rozar máximos insólitos desde el año 2008.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA