Suiza abandona el cambio mínimo frente al euro y provoca un nuevo ‘terremoto’ en los mercados

Francos suizos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El franco suizo ha llegado a dispararse más de un 40% en su cruce frente al euro mientras la Bolsa de Suiza (SMI) se desploma un 7%. El Banco de Nacional de Suiza (BNS) ha decidido dejar de fijar un cambio mínimo de 1,20 francos suizos por euro en respuesta a la depreciación de la moneda única frente al dólar, y ha decidido además rebajar en medio punto el interés de los depósitos bancarios, desde el -0,25 hasta el -0,75%.

La reacción de los mercados no se ha dejado esperar: el franco suizo se ha llegado a disparar más de un 40% hasta los 85,17 céntimos por euro, aunque luego limitaba sus avances hasta marcar un cruce de 1,04135 francos. Frente al dólar, la divisa suiza se disparaba un 14% hasta los 89,06 céntimos.

Por su parte, la Bolsa de Suiza (SMI) se desplomaba un 7% hasta situarse en mínimos de tres meses en 8.551 puntos. El ‘terremoto’ afectaba al resto de parqués europeos. En España, el Ibex 35, que había llegado a subir más de un 1%, retrocedía un 0,62% hasta quedarse en 9.784 puntos.

Suiza había impuesto en septiembre de 2011 un cambio mínimo de 1,20 francos suizos por cada euro con el fin de proteger a la economía suiza de los efectos de la entonces sobrevaloración de su moneda frente al euro en un contexto de incertidumbre en los mercados que llevó a los inversores a buscar refugio en activos del país alpino.

“Recientemente, las divergencias entre las políticas monetarias de las mayores áreas monetarias se han ampliado significativamente, una tendencia que probablemente se hará incluso más pronunciada”, ha señalado el banco central suizo, que destaca la “considerable” depreciación del euro frente al dólar, que ha su vez ha provocado un debilitamiento del franco suizo frente a la divisa estadounidense.

“En estas circunstancias, el BNS ha llegado a la conclusión de que mantener el tipo mínimo de cambio para el franco suizo frente al euro ya no está justificado”.

No es la única medida con la que ha sorprendido el banco central que además ha bajado en medio punto porcentual el tipo de interés aplicado a los depósitos a la vista que superen un determinado umbral, que pasará a ser del -0,75% desde el -0,25% aplicado desde mediados de diciembre de 2014.

Esta tasa negativa se aplica desde diciembre a las cuentas de bancos, operadores financieros, aseguradoras, así como a otros bancos centrales y organismos internacionales, mientras no se aplica a las cuentas en francos suizos de instituciones de la Confederación Helvética o de ámbito doméstico.

Asimismo, el BNS ha cambiado su rango objetivo para el Libor a tres meses hasta una horquilla de entre el -1,25% y el -0,25%, frente al rango anterior de entre el -0,75% y el 0,25%. “El BNS está rebajando significativamente los tipos de interés para garantizar que el abandono del tipo mínimo de cambio no provoca un inapropiado endurecimiento de las condiciones monetarias”, destaca, para avisar de que continuará vigilando la evolución del tipo de cambio para “formular su política monetaria en el futuro”. “Si fuera necesario, permanecerá activo en el mercado de divisas para influir en las condiciones monetarias”, destaca.

Los anuncios del BNS se producen a la espera de que el próximo 22 de enero el BCE celebre su reunión de política monetaria, en la que se espera que los hombres de Draghi aprueben el QE de compras de bonos soberanos.