Indra se desploma un 9% tras decepcionar al mercado con sus resultados

Indra
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Indra anunció ayer que en los nueve primeros meses del año su beneficio se incrementó un 18% respecto al mismo período de 2013 hasta alcanzar los 78 millones.

Las acciones de Indra se desplomaban a media mañana un 8,97% hasta situarse en 8,79 euros, dentro de un Ibex que a la misma hora lograba subir un 1,73%. En lo que va de año, los títulos acumulan una caída de un 27%. Fuerte castigo para la compañía en respuesta a los resultados que publicó ayer al cierre de la sesión, y que estuvieron por debajo del consenso del mercado.

En concreto, Indra anunció ayer que en los nueve primeros meses del año su beneficio se incrementó un 18% respecto al mismo período de 2013 pasado hasta alcanzar los 78 millones de euros gracias a los menores gastos extraordinarios.

El resultado neto recurrente (antes de costes extraordinarios) creció un 4%, principalmente por los menores costes financieros, hasta 91 millones de euros. Las ventas en los primeros nueve meses descendieron a 2.086 millones de euros frente a los 2.123 millones del mismo periodo de 2013.

El Ebit recurrente alcanzó 156 millones de euros (-7%) y el margen operativo recurrente se situó en el 7,5%, ligeramente inferior (-0,4 puntos porcentuales) al del mismo periodo del ejercicio anterior y al obtenido en el primer semestre (-0,2 p.p.).

La deuda neta al final del trimestre se ha situado en 726 millones, frente a los 707 millones de septiembre de 2013. Esta deuda neta representa un nivel de apalancamiento de 2,6 veces el Ebitda recurrente de los últimos doce meses y recoge el pago en julio del dividendo ordinario de 0,34 euros por acción con cargo a los resultados 2013.

Para el cuarto trimestre, la compañía espera que continúe la positiva evolución de las ventas en España, que acumularía dos trimestres consecutivos de crecimiento, fianzando una tendencia que debería continuar de forma gradual en los próximos trimestres, asumiendo la mejora macroeconómica en España.

En Latinoamérica, en el último trimestre del ejercicio las ventas de la compañía crecerán si bien se verán afectadas por la ralentización de la economía, con especial mención de ralentización a Brasil. En cuanto al cash-flow libre la esperada mejora del mismo se concentrará en el último trimestre del año. La consecución del objetivo establecido para el conjunto del año de alcanzar un cash-flow libre de 100 millones de euros en 2014 contempla la facturación y cobro de los proyectos en México y Brasil.

Los analistas de Bankinter ya avisaban en un informe esta mañana de que los resultados serían mal acogidos por el mercado en la medida que la generación de caja continúa siendo negativa y toda la esperanza de mejora de cash-flow libre se focaliza en este último trimestre del ejercicio.