La CNMV lanza la voz de alerta sobre los CFD: el 75% de los inversores pierde dinero

Sede de la CNMV
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un año y medio después de que el supervisor europeo alertase sobre la complejidad de los contratos por diferencia, la CNMV pone números a su virulencia. Los contratos financieros por diferencias, más conocidos por las siglas CFD, son cada vez más populares en el mercado español. Sin embargo, su complicada naturaleza ha llevado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a lanzar una nueva voz de alarma: un 75% de sus inversores pierde dinero.

Esta es la conclusión a la que ha llegado la CNMV después de un estudio en el que ha seguido la operativa de 8.000 inversores durante más de dos años en casas de inversión representativas del 85% de las que ofrecen estos CFD. El seguimiento de carteras se ha prolongado desde el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de octubre de 2013 y tres cuartas partes de los casos, el resultado ha sido el mismo: pérdidas.

El organismo supervisor que preside Elvira Rodríguez explica en una nota a inversores que “los CFD son productos complejos que se caracterizan por su elevado riesgo y cuyas pérdidas pueden superar lo invertido”. Una circunstancia que se debe a su naturaleza de producto apalancado, por la que tanto las eventuales ganancias como las más probables pérdidas pueden multiplicarse exponencialmente. Es así que la CNMV subraya que la pérdida media por inversor ronda los 3.300 euros. Una cifra que en algunas casas de inversión alcanza los 5.000 euros mientras que en algunos casos concretos las pérdidas han superado el millón de euros.

Debido a la complejidad de estos contratos por diferencia, como se los conoce también en el mercado, muestran una “elevada volatilidad” y por tanto requieren de “un seguimiento constante” de su cotización que, además, no depende de un estándar común de negociación bilateral común para todas las entidades, pues cada cual aplica sus propias condiciones y comisiones. Una amalgama de ingredientes que dan lugar a que “aproximadamente, la cuarta parte de los clientes realizan operaciones sólo durante uno o dos meses, abandonando después” la inversión en CFD, por lo que se registra una elevada rotación de clientela en las casas que los ofrecen.

Las conclusiones de este estudio se han dado a conocer este miércoles en el Boletín Trimestral de la CNMV, que se ha determinado a realizar este análisis “ante la proliferación, en los últimos años, de entidades y plataformas de internet que se han centrado en la comercialización de este producto complejo y arriesgado entre inverso-res minoristas”. Igualmente, como ya ocurriera en la comercialización de productos como las polémicas participaciones preferentes, se señala que son muchas las empresas que “realizan campañas de publicidad en las que se suelen primar los aspectos positivos del producto frente a la información sobre el carácter complejo” de un instrumento que en realidad “no es adecuado para todos los inversores”.

En este sentido, la CNMV ha llevado a cabo una revisión de las campañas de publicidad sobre CFD realizadas en España. “instando a que se corrijan los defectos observados”. Sin embargo, no se ha tomado ninguna medida normativa por el momento. En este sentido se han seguido también las recomendaciones del supervisor comunitario, la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA), que ya en abril de 2013 realizó una fuerte advertencia contra la contratación de CFD por parte de inversores minoristas y sin formación financiera.