Ebro Foods cae en Bolsa con la llegada de un viejo conocido a su cúpula directiva

Ebro Foods
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El hasta hace cuatro días vicesecretario del consejo de Deoleo se suma a las filas de Ebro Foods. Un movimiento que ha teñido de rojo la gráfica de la arrocera. El último cambio en la cúpula directiva de Ebro Foods no ha caído en gracia en el mercado. La designación como secretario del consejo de administración de Luis Peña Pazos ha provocado caídas del 2,3% en la arrocera. Los inversores dan muestra de sus reservas hacia un viejo conocido, directivo de Grupo Sos desde el año 2011.

Ebro Foods ha dado cuenta del nombramiento en un escueto hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En él se recoge que la designación de Peña Pazos se ha acordado “por unanimidad” para reemplazar al fallecido Miguel Ángel Pérez Álvarez. El hasta el pasado julio secretario no consejero de la arrocera perdió la vida tras haber coronado la cima del K-2 en una de las expediciones de alta montaña que acostumbraba a encabezar.

Hace sólo cuatro días que el pasado jueves 2 de octubre, Luis Peña presentaba su renuncia como vicesecretario del consejo de administración de Deoleo, según se informó entonces al supervisor. El directivo entró en la compañía en marzo de 2011, cuando aún llevaba por nombre Grupo Sos y el negocio arrocero pesaba más que el aceitero. Ahora, vuelve al negocio del grano con este cambio de empresa.

Los analistas explican que algunos inversores de Ebro Foods, que precisamente es el actual propietario de la marca de arroz Sos, han preferido deshacer posiciones antes de que el castigo bursátil pudiera ser mayor. Y es que, las credenciales con las que llega el nuevo secretario de consejo es una pérdida semestral de 25,5 millones de euros en la misma Deoleo que el año anterior había registrado ganancias por 4,21 millones.

Mientras se dirime el futuro de la aceitera, pendiente de la OPA de exclusión formulada por el fondo británico CVC Partners, Ebro Foods suma un descalabro bursátil del 16% en lo que va de año. Su brusco descenso este lunes contrastaba con el tono alcista de un Ibex 35 del que formó parte hasta el mes de junio de este mismo año, cuanto tuvo que ceder su puesto a Abengoa.