Méndez de Vigo, “sorprendido” porque el PSOE avance un otoño caliente en Educación

Iñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación

El PSOE advirtió: “Será un otoño calentito” en materia educativa. Y el ministro de Educación ya ha respondido: “No sé a qué viene eso de un ‘otoño calentito’. Es una expresión que no me gusta y que solamente trae intranqulidad a familias y a profesores”. Mientras tanto, Íñigo Méndez de Vigo ha vuelto a poner en valor la “necesidad sentida por toda la comunidad educativa” de avanzar en un pacto por la educación.

La secretaria de Educación del PSOE y portavoz de la Comisión de Educación en el Congreso de los Diputados, Luz Martínez Seijo, fue la encargada de anunciar el “otoño calentito” haciendo referencia a la presentación en los próximos días de varias propuestas parlamentarias. Entre ellas: la eliminación de los conciertos a los alumnos que separan a los alumnos “por sexo, por capacidades y por Religión”, el “respeto” a las comunidades autónomas para la creación de plazas concertadas y la devolución de las competencias a los consejos escolares de los centros.

Preguntado tras el Consejo de Ministros por ese vaticinio que lanzó la socialista, el ministro de Educación y portavoz del Gobierno ha manifestado estar “sorprendido” por el tono del PSOE. Sin embargo, ha querido restar hierro a las declaraciones: “Este verano ha habido varias expresiones llamativas por parte del PSOE, como lo de los guardias civiles esquiroles en el Prat o las exageraciones sobre lo que está ocurriendo en Venezuela. Ya he dicho que espero que sean golpes de calor”.

Aun así, Méndez de Vigo ha advertido a los de Pedro Sánchez: “Hay un consenso muy general en torno a la necesidad política de un pacto por la educación; todos los grupos políticos estamos a favor de ello y espero que el PSOE también; si no, que nos lo diga, y si no, yo no le haré mucho caso”.