Meliá da un estirón en el Ibex y vuelve a ponerse en positivo en el año

Meliá Hotels

Meliá Hotels

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Jornada de avances para Meliá en el Ibex 35. El grupo hotelero suma su segunda sesión consecutiva al alza y logra ponerse ya en positivo en lo que va de año, con una revalorización de aproximadamente un 6,5%.

Las acciones de Meliá se anotaban una revalorización al cierre de un 4,20% hasta alcanzar 6,10 euros dentro de un Ibex 35 que finalmente bajaba un ligero 0,22%%. Si se suma la subida de hoy a la que ya registró ayer lunes de casi un 3%, el valor vuelve a ponerse en positivo en el acumulado del año, con una revalorización de un 6,7% y una capitalización bursátil por encima de los 1.300 millones de euros.

Meliá llegó a marcar un mínimo de 2,74 euros el 18 de marzo del año pasado, pocos días después de decretarse el primer estado de alarma en España. Desde entonces ha ido poco a poco recuperando el terreno perdido –aunque en octubre cayó de nuevo hasta los 3,01 euros por la segunda ola-, pero todavía muy lejos de las cotizaciones previas a la pandemia.

En concreto, al grupo hotelero todavía le faltaría un 20% para alcanzar los 7,5 euros a los que cotizaba a mediados de febrero de 2020. Por otro lado, si se compara su cotización actual con los mínimos de la crisis, sube un 118%.

Pernoctaciones hoteleras

Hoy los inversores han desayunado además con las cifras de pernoctaciones hoteleras en España en julio, que muestran como el turismo nacional está tirando del sector, mientras que internacional sigue muy deprimido.

De acuerdo con las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en julio las pernoctaciones en los hoteles españoles superaron los 26,3 millones, lo que supone multiplicar por más de dos (+125%) las realizadas en el mismo mes de 2020.

Si se compara el dato de julio de este año con el mismo mes de 2019, sin pandemia, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros muestran un descenso del 38,9%. Sin embargo, las pernoctaciones de los viajeros residentes en España aumentaron un 0,4% y superaron los niveles de antes de la pandemia, mientras que las pernoctaciones de los no residentes bajaron un 59,5%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA