Mapfre: la disputa con CaixaBank estropea el rally de fin de año de la aseguradora

Antonio Huertas, presidente de Mapfre

Antonio Huertas, presidente de Mapfre. Autor: Mapfre

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Jornada de retrocesos para Mapfre, que se sitúa como uno de los valores más penalizados del Ibex 35. La aseguradora, que ya ayer cerró con ligeros descensos, ha visto ensombrecido su rally navideño por la disputa con CaixaBank tras la ruptura del negocio de bancaseguros que tenía con Bankia, en unos términos económicos lejos de los que se habían anticipado.

Las acciones de Mapfre retrocedían al cierre un 0,85% hasta marcar 1,80 euros dentro de un Ibex 35 que finalmente subía un 0,46%. Pese a este retroceso, el valor se ha anotado una revalorización de un 22% en 2021, con la capitalización bursátil por encima de los 5.500 millones de euros.

Mapfre acumuló cinco sesiones consecutivas al alza entre el 21 y el 28 de diciembre, pero ayer ya sus títulos cerraron con leves descensos. La aseguradora ha saltado a los titulares de la prensa tras la ruptura del acuerdo de bancaseguros que mantenía con Bankia.

Según anunciaron ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), CaixaBank, entidad que ha absorbido Bankia, pagará 570,8 millones de euros por la ruptura del acuerdo de bancaseguros que mantenía Mapfre con Bankia. En concreto, comprará a Mapfre el 51% de la sociedad Bankia Vida por 323,7 millones de euros, un importe equivalente al 110% del valor de mercado del negocio de vida que ha determinado un experto independiente designado por ambas partes.

Además, CaixaBank ha pagado a Mapfre 247,1 millones de euros de indemnización por la terminación del contrato de agencia para la distribución de seguros de no vida, un importe que equivale al 110% del valor de la nueva producción (excluida la cartera actual) del negocio de no vida determinado por el experto independiente.

Los 570,8 millones de euros están muy lejos de las valoraciones que había realizado el mercado, que se situaban en el entorno de los 750 millones.

De hecho, el descontento de Mapfre es evidente, hasta el punto de que la aseguradora ya ha avisado de que “ejercerá las acciones legales pertinentes en defensa de sus legítimos derechos” ante la disconformidad “con el valor de mercado del negocio de seguro de Vida determinado por el experto independiente”.

Además, ambas partes han acordado someter a arbitraje el derecho de Mapfre a percibir un 10% adicional de los valores de los negocios de vida y no vida, así como la obligación de CaixaBank de abonar dicha cantidad. Esto podría elevar en 52 millones el pago final, hasta unos 623 millones de euros.