Madrid envía a Illa su plan para hacer test en farmacias: solo para asintomáticos y en 500 oficinas

Isabel Díaz Ayuso
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comunidad de Madrid ya tiene listo su plan para que las farmacias puedan realizar test de antígenos, algo que rechazan varios colectivos y profesionales sanitarios. La propuesta que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso traslada al Ministerio de Sanidad contempla que cualquier ciudadano pueda acudir a una oficina de farmacia y se someta a esta prueba. Eso sí, siempre y cuando no presente síntomas, tal y como ha explicado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, que ha detallado que su propuesta incluye que se puedan hacer los test tras el cierre al público del establecimiento o en una zona específica.

“No podemos permitinos el lujo de no sumar a farmacias en la lucha contra el covid”, ha defendido Escudero en una rueda de prensa junto al viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas. En ella, ha mostrado su deseo de contar cuanto antes con el visto bueno del Gobierno para poner en marcha esta iniciativa. Según ha destacado, la red de farmacias ofrece una gran disponibilidad horaria y es vital, especialmente, en las zonas rurales.

Dicho esto, ha apuntado que la participación en esta campaña de test será voluntaria y únicamente los farmacéuticos acreditados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid podrán realizarlos. Eso sí, para ello antes deberán obtener la acreditación tras superar un curso de actualización de conocimientos en coordinación con la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria.

Según el municipio donde se encuentre y de su infraestructura, la farmacia se podrá acoger a uno de los dos modelos diseñados para realizar pruebas, informa la Comunidad, que remarca que aquellas que las realicen durante su horario de apertura deberán disponer de un circuito de acceso a la zona acotada donde se realice la prueba. Por su parte las que opten por realizar las pruebas tras el cierre al público, facilitarán el horario específico para tal fin.

En todas ellas habrá una zona específica para realizar las pruebas, que se desinfectará después de cada una y deberá disponer de ventilación natural o mecánica. Además, en una zona previa a ese espacio, tendrán que tener un punto de información para la entrega de documentación, información sanitaria y recomendaciones higiénico-sanitarias. Si un ciudadano da positivo, la oficina de la farmacia deberá notificarlo inmediatamente.

Las previsiones de la a Comunidad de Madrid es que cerca de 500 farmacias se sumen de manera voluntaria a esta iniciativa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA