Los sindicatos de Telefónica reclaman retirar los vetos del plan de salidas y renovar el convenio

Telefónica

Sede de Telefónica

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los sindicatos mayoritarios en Telefónica (UGT y CC.OO.) han reclamado retirar el derecho a veto del plan de salidas voluntarias para hasta 1.950 personas propuesto por Telefónica este martes, cuya aprobación condicionan a una extensión del convenio colectivo.

En declaraciones a Europa Press, portavoces de ambas organizaciones han recordado que en el anterior plan de salidas regía la voluntariedad total, sin que hubiera direcciones en las que su aplicación estuviera vetada por la compañía, como en la propuesta de este martes ocurre.

Con la actual proposición de la compañía, los trabajadores de más de una veintena de direcciones, entre las que destacan las de negocio para empresas y las tecnológicas, estarían vetados para acogerse al plan.

Este se dirige a las personas con 54 años o más (nacidos en 1967) con quince años de experiencia en la empresa y propone tres tramos de remuneración: el 68% del salario regulado para los nacidos en 1967, el 63% para los nacidos entre el 1966 y el 1963 y el 60% para los de 1963, una segmentación que el sindicato rechaza.

Además, la empresa abonará el 100% del convenio con la Seguridad Social, con lo que no habrá carga para el Estado, el seguro médico y de riesgos colectivos, así como la aportación al plan de pensiones, siempre y cuando el trabajador siga contribuyendo con su parte.

Por su parte, ambos sindicatos han ligado su aprobación al plan a una extensión del convenio colectivo de Telefónica que vence el próximo año.

Las organizaciones también han pedido revisar las garantías salariales de los empleados que se mantengan en plantilla para permitir un mejor poder adquisitivo frente a la escalada de precios de la economía.

PROPUESTAS DE NEGOCIACIÓN

«UGT y CC.OO. vamos a dar respuesta a todos estos planteamientos, que de entrada no podemos más que rechazar, dado el carácter abusivo de los mismos y el poco reconocimiento profesional y de entrega de personas que llevan trabajando muchos años», han asegurado las organizaciones en un comunicado conjunto para la plantilla.

La representación de los trabajadores ha defendido que se permita el acceso directo a la jubilación y se repliquen condiciones similares de salidas al anterior PIS (Programa de Salidas Incentivadas), en el que no hubo tramos por edad.

Además, han apostado por la puesta en marcha de medidas como recolocaciones y traslados dentro de la empresa.

Asimismo, ambas organizaciones han destacado que son conscientes de que «hay una gran expectativa» entre las personas que cumplen los requisitos de edad y están interesadas en estos planes de salida y que por tanto defenderán sus intereses también.

Los sindicatos también se han mostrado críticos con que la empresa alegue que hay empleados difíciles de reciclar, después de apostar por la formación continua y el ‘reskilling’ en las reuniones previas del plan.

De hecho, UGT ha señalado que presentar el plan es la forma de la directiva de la compañía de reconocer «implícitamente un fracaso» a la hora de leer el mercado y prever las consecuencias de una regulación que tildan de «nefasta».