Los empresarios defienden a Calviño en la nueva polémica en el Gobierno por la reforma laboral

Antonio Garamendi, Vicepresidente de la CEOE y presidente de Cepyme

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi. Autor: APIE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha salido en defensa hoy de la ministra de Economía, Nadia Calviño, en la nueva polémica que ha surgido entre la también vicepresidenta  primera del Gobierno y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a raíz de la reforma laboral.

La promesa del Gobierno, asumida por Pedro Sánchez, de derogar la reforma laboral ha abierto una nueva brecha en el seno del Ejecutivo. Hoy mismo, Unidas Podemos ha solicitado una reunión urgente de la mesa de seguimiento del acuerdo de coalición con el PSOE ante los “intentos de injerencia” que a su juicio ha tenido Calviño en las competencias de Díaz para la derogación de la reforma laboral.

Una nueva batalla en los despachos de La Moncloa en la que los empresarios no se han quedado callados.  “La reforma laboral y el mercado laboral influyen de una forma decisiva en la economía es muy normal y tiene lógica que el Ministerio de economía pueda opinar”, ha señalado hoy Garamendi en declaraciones a la prensa en Oviedo, donde hoy se entregan los premios Princesa de Asturias.

El presidente de la patronal ha aclarado que Calviño “a mí no me ha llamado para decirme nada, ni estoy diciendo que esté influyendo en nada”. Sin embargo, “por qué no va a hablar el Ministerio de Economía de las cosas”, así como el Ministerio de Industria o el Ministerio de Educación, ha reflexionado.

“Cuando metemos la política en las cosas de comer sinceramente creo que vamos por mal camino”, se ha lamentado el presidente de la CEOE que cree que Calviño “no ha dicho nada más que lo que está pasando, que vamos a hablar”. Además, ha recordado que “el Gobierno es uno y no son dos”.

Garamendi se ha mostrado además muy crítico con Díaz. “Si estoy sentado en la mesa y resulta que ya está acordado el tema, no lo entiendo no sé para qué voy a sentarme”, ha señalado. “Si de lo que estamos hablando es de mejorar las cosas, adelante, si el tema es ir a un mitin a decir que esto es así, pues que nos lo digan”. “Tienen la legitimidad de hacer lo que tenga que hacer, porque tienen los votos, otra cosa es que nosotros tengamos que decir que sí”, ha reflexionado.

“Yo soy vicepresidente de los empresarios europeo y sé lo que pide Europa. Europa no está pidiendo la contrarreforma laboral que algunos miembros del gobierno piden”, ha continuado, sino que “dice que tenemos que ver cómo llegar aniveles de temporalidad similares a los europeos”.