Reserva hidráulica

Los embalses se mantienen en el 44,3% de su capacidad, un 30,13% menos que hace un año

En este momento, los embalses guardan 29,61 por ciento menos agua que la media del decenio.

Embalse

La reserva hidráulica se mantiene esta semana en el 44,3 por ciento de su capacidad total, pese a que han perdido 14 hectómetros cúbicos, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que señala que los embalses guardan 24.868 hectómetros cúbicos.

En este momento, los embalses guardan 29,61 por ciento menos agua que la media del decenio, lo que supone casi 10.500 hectómetros cúbicos menos, y hasta el 30,13 por ciento menos agua que en las misma semana de hace un año, lo que supone 10.724 hectómetros cúbicos menos agua que en las mismas fechas de hace un año.

Por ámbitos, los embalses están al 82,2 por ciento en Cantábrico Oriental; al 61,8 por ciento en Cantábrico Occidental; al 53,1 por ciento, en Miño-Sil; al 61,8 por ciento, en Galicia Costa; al 95,2 por ciento en las cuencas internas del País Vasco; al 74,2 por ciento, Tinto, Odiel y Piedras; Júcar, al 54,8 por ciento; Ebro, al 65,1 por ciento y las cuencas internas de Cataluña, al 54,9 por ciento.

Por debajo de la mitad de su capacidad total están el Duero, al 49,9 por ciento; Tajo, al 45,4 por ciento; Guadiana, al 30,3 por ciento; Guadalete-Barbate, al 29,5 por ciento; Guadalquivir, al 28,5 por ciento; la cuenca Mediterránea Andaluza, al 30 por ciento; Segura, al 33,8 por ciento.

Esta semana las precipitaciones afectaron a la vertiente Atlántica y han sido escasas la vertiente Mediterránea. La máxima se ha producido en San Sebastián, donde se han recogido 31,3 litros por metro cuadrado.

Según datos facilitados por el MITECO a Europa Press, la reserva hidráulica no estaba tan baja en esta misma semana, la octava del año, desde el año 2018, cuando se encontraban al 41,95 por ciento de su capacidad total. Con anterioridad, solo han estado más bajos en esta semana en 2008, cuando estaban al 44,12 por ciento; en 1995, que estaban al 40,39 por ciento; en 1993, con el 41,21 por ciento; en 1992, al 40,15 por ciento; y en 1989, cuando estaban al 42,52 por ciento.

Son datos que corresponden a algunos de los años más secos e incluso con situación de sequía declarada oficialmente en algunas cuencas hidrográficas.

Más información