Los diputados del PSOE no se reúnen desde el incendio desatado por el hombre de Díaz en el Congreso

Miguel Angel Heredia, secretario general del Grupo Socialista en el Congreso
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Grupo Parlamentario Socialista no reúne a sus diputados desde hace más de un mes. Exactamente, desde el 4 de abril. La falta de pleno y las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos han hecho que no haya tenido lugar la tradicional reunión semanal del PSOE en el Congreso. Algo que critican varios diputados, que lo achacan a la tensión que existe en el partido por las primarias. Y es que en el último encuentro saltaron chispas con los audios del secretario general del grupo, el ‘susanista’ Miguel Ángel Heredia.

“La dirección del grupo no quiere que haya líos”, afirma a ElBoletín.com una destacada diputada del PSOE, que confirma que no habrá reunión hasta después del día 21. O lo que es lo mismo, hasta que se conozca el nombre del nuevo secretario general del partido. Sobre la mesa hay tres opciones: Susana Díaz, Pedro Sánchez o Patxi López.

La suspensión de estas reuniones ya ha levantado ampollas en las filas socialistas. “No preparamos los plenos como antes, no se fijan las posiciones”, señala la mencionada diputada. El objetivo de estos encuentros es informar al grupo parlamentario de la posición que defenderá el partido en las iniciativas que se debatan esa semana. Algo que no se está haciendo.

“Vamos a ciegas”, denuncia el diputado Odón Elorza en su cuenta de Twitter en la que lamenta que “tampoco esta semana” se reúna el grupo para “analizar los puntos y fijar posiciones”.

El motivo para esta situación no es otro que la negativa de la dirección del Grupo Parlamentario Socialista, encabezada por Antonio Hernando, de no mezclar la pelea por la Secretaría General del PSOE con el trabajo de oposición que se hace en el Congreso. El enfrentamiento entre los partidarios de Díaz y Sánchez es más que evidente. Y se puso de manifiesto en la última reunión.

Ese encuentro, que tuvo lugar el 4 de abril, estuvo marcado por la publicación por El Mundo de unas grabaciones de Miguel Ángel Heredia, secretario general del grupo y hombre de Susana Díaz en el Congreso, insultando a compañeros de partido. Entre ellos, a Margarita Robles. Heredia, en una reunión en noviembre de 2016 con simpatizantes de Juventudes Socialistas de Málaga, reprochó a la exmagistrada sus opiniones. “Hijaputa, pues afíliate tú primero”, dijo, según el mencionado diario.

A esto hay que sumar que el ‘susanista’ aseguró ante estos jóvenes que el líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, le advirtió de que el exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez había cerrado un acuerdo con los independentistas para llegar a La Moncloa. Algo que el propio dirigente sindical negó públicamente en varias ocasiones.

Varios diputados acudieron a la reunión del grupo con el claro objetivo de reprochar a Heredia sus palabras y exigir su dimisión. Pero no pudieron ni hablar. La reunión, a puerta cerrada, terminó sin que la dirección les concediera la palabra. Así lo denunciaron en su día Odón Elorza y Zaida Cantera en declaraciones a Europa Press. Esto no hizo más que caldear los ánimos. El ‘número dos’ del PSOE en el Congreso había convertido en un polvorín al grupo socialista.

“Debe dar explicaciones por la conspiración que existió para derrocar a Sánchez y que él reconoce”, señaló a ElBoletín.com una diputada afín al candidato a las primarias los días posteriores a la reunión del día 4, que advirtió de que no pararán hasta que lo haga, porque “ha difamado y calumniado a Sánchez y debe dar la cara”. Una posición que actualmente siguen defendiendo los ‘sanchistas’, que esperan a la celebración de una nueva reunión del grupo para exigir a Heredia una explicación.