Los antidisturbios comienzan a desalojar a los taxistas que bloquean la Castellana

Taxi
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El madrileño Paseo de la Castellana, entre la plaza de Colón y la glorieta de Gregorio Marañón, ha amanecido este lunes cortado tras ‘vigilia’ que han llevado a cabo unos 2.000 taxistas, en protesta por la regulación de las VTC cuando se cumple su octavo día de huelga indefinida. Aunque poco a poco la Policía Nacional y agentes antidisturbios están restableciendo el orden en la zona retirando con grúas las decenas de taxis que bloquean esta arteria principal de la capital y desalojando a los taxistas acampados. Una operación en la que se han vivido momentos de tensión y forcejeos con el colectivo,.

Tras protagonizar agentes de Unidades de Intervención Policial (UIP) una formación para que los taxistas retrocedan a la altura de la glorieta de Gregorio Marañón hacia Colón, algunos taxistas han comenzado a retirar sus vehículos que bloquean los laterales de la Castellana, aunque la ocupación seguía en los carriles centrales, in forma Europa Press.

Hasta este lugar se han desplazado decenas de grúas, para retirar coches, y los agentes municipales han empezado a multar, con hasta 200 euros, a los taxistas. Muchos de ellos han hecho una sentada junto a sus vehículos para evitar ser desalojados.

En estos episodios se han vivido momentos de tensión con forcejeos entre manifestantes y policía, si bien no se han producido cargas por parte de las fuerzas antidisturbios, que, en todo momento, han tratado de contener a los taxistas, que actúan pacíficamente, informa Europa Press.

En el otro extremo, en la plaza de Colón, también hay hasta tres filas de agentes de la Policía Nacional que está tratando de desalojar a los taxistas desviándoles hacia la plaza de Emilio Castelar por tramos. Se están produciendo sentadas de los profesionales del taxi al grito de “somos taxistas, no terroristas”.

El delegado de Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, ha señalado, en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, que están «cumpliendo\»con su»obligación para garantizar el orden público” pero el “tema de fondo” está en manos del presidente de la Comunidad, Ángel Garrido.

Según el delegado de Gobierno, el dirigente autonómico tiene que ponerse “a trabajar” para regular a los taxis y las VTC “y si esto no se produce, pues no es suficiente”. “Que se ponga a trabajar ya”, ha señalado en otro cruce de acusaciones entre ambos dirigentes.