Los analistas confían en que Iberdrola cierre la adquisición de PNM en EEUU

Iberdrola

Iberdrola

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las dudas surgidas en el mercado por la posibilidad de que descarrile la operación de compra de PNM Resources por la filial estadounidense de Iberdrola, Avangrid, podrían ser exageradas.

Según publican hoy varios medios, tres de los cinco miembros de la comisión de regulación publica de Nuevo México se habrían mostrado de acuerdo con la conclusión del examinador que recomendó que no se aceptara la operación porque los potenciales daños superan los beneficios. La preocupación estaría relacionada con posibles conflictos de interés o el débil historial de Avangrid con los servicios públicos en el noreste del país.

No obstante, la decisión definitiva se conocerá a partir del 8 de diciembre.

“Esta postura provocó ayer importantes descensos en la cotización de Iberdrola en la sesión de ayer superiores al resto del sector”, señala Ángel Pérez Llamazares, analista de Renta 4, en una nota. “Vamos a ver qué sucede, pero todavía existe la posibilidad de que se reabra el caso para considerar modificaciones adicionales al acuerdo; el examinador de audiencias ofreció un camino alternativo potencial para que la Comisión aprobara el acuerdo basándose en ciertas modificaciones recomendadas”.

“Esta ruta alternativa proporciona una forma viable de obtener la aprobación y cerrar la transacción según lo planeado”, apunta el experto, que recuerda además que “solo una de las 24 instituciones que forman parte de este proceso se ha mostrado negativa a la operación”, mientras que “el resto se mostraron favorables o no se han opuesto”.

Por último, “en caso de que la decisión final sea contraria a la operación existe la posibilidad de presentar recurso por parte de Iberdrola en el Tribunal Supremo”.

El experto de Renta 4 reconoce que en caso de no llevarse a cabo esta compra “lastraría una de las vías de crecimiento del grupo. No obstante, consideramos que Iberdrola tiene capacidad para absorber crecimiento por otras vías y alcanzar sus objetivos a largo plazo, pero se abre un foco de cierto riesgo a que esto no suceda en el corto plazo”.

Los analistas de Renta 4 mantienen una recomendación de ‘sobreponderar’ sobre Iberdrola, con el precio objetivo en 12,73 euros. Las acciones de la compañía subían hoy un 0,31% a media mañana hasta marcar 9,66 euros.