La prima de riesgo de Panamá se desploma desde la victoria de Martinelli en las presidenciales

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A juzgar por el comportamiento que ha registrado en los últimos días el mercado de credit default swaps (CDS), contratos que usan los inversores para protegerse ante la falta de solvencia de un emisor, la victoria de Martinelli en las presidenciales de Panamá ha sido bien acogida por los inversores. En tan sólo cinco sesiones, la prima de riesgo del país, medida por estos contratos de crédito, se ha desplomado convirtiéndose en la menor de la región.

En concreto, los CDS han caído en desde el pasado domingo hasta los 269 puntos básicos, una cifra que, aunque aún es elevada, no se veía desde hacía meses, y sólo es superada por los 237 puntos básicos de Perú.

Los CDS en 269 puntos básicos significa que por una inversión de 10 millones de dólares en deuda del país latinoamericano, el inversor tiene que pagar al año 269.000 dólares por estos contratos. Pero hay más. desde que las encuestas daban como ganador definitivo a Martinelli a principios de abril, la prima de riesgo del país ha caído 88 puntos básicos, una cifra mucho más elevada que los descensos que han registrado otras regiones como Japón, con un descenso en su prima de riesgo de 12 puntos básicos en el mismo periodo, o Italia, con un descenso de 32 puntos básicos.

Los expertos aseguran que la llegada de un empresario a la presidencia del país podría beneficiar a los inversores extranjeros, que actualmente siguen muy de cerca la evolución de los trabajos de ampliación en el Canal de Panamá, así como todo lo relacionado en el sector inmobiliario y de la construcción del país.

Según los expertos, si en Panamá nadie espera que los procesos políticos generen demasiados cambios fundamentales, es porque el país no los necesita. El impacto de la crisis global desde luego se siente, y tal vez se sentirá aun más en los próximos meses; pero ni es tan agudo como en otros países del continente ni está produciendo un cambio abrupto de expectativas políticas.

De hecho, según las últimas estimaciones de la OCDE y del FMI para el país, tanto Panamá como Perú liderarán el crecimiento de la región este año. La propuesta del futuro gobernante de Panamá será estimular la inversión extranjera y el empleo, apostando por facilitar el ingreso a empresas hoteleras, farmacéuticas y de alta tecnología al país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA