La llegada de Martinelli a la presidencia de Panamá convence a los inversores

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La victoria de Ricardo Martinelli en las elecciones presidenciales de Panamá no ha hecho sino reforzar el interés de los inversores extranjeros porque el país siga siendo la plataforma financiera de Centroamérica. Fernando Puerto, director de Relaciones Internacionales del Consejo Superior de Cámaras de Comercio españolas, ha reiterado a Americaeconomica.com su confianza en que el futuro mandatario «siga respetando los acuerdos y los compromisos adquiridos con las empresas, así como avanzando en materia de trasparencia fiscal».

Uno de los principales retos a los que se enfrenta Martinelli es la culminación de la ampliación del Canal, un ambicioso proyecto en el que las empresas españolas podrían jugar un papel fundamental si finalmente consiguen las licitaciones.

Así lo ha manifestado Puerto a este diario, destacando las reformas que Panamá ha realizado en los últimos años para adquirir transparencia. «Están actuando en el buen camino. La economía panameña está funcionando muy bien en este difícil contexto de crisis internacional», aseguró Puerto.
Lista Negra. Durante los últimos años, los empresarios españoles han insistido en que los dos países debían avanzar en las negociaciones sobre información fiscal, para que España dejase de considerar al país centroamericano como paraíso fiscal y poder así firmar el convenio de doble imposición. Una situación que, a juicio de las Cámaras de Comercio, ha seguido su curso a un inmejorable ritmo.

Y todo parece indicar que conseguir la transparencia en Panamá será otra de las prioridades de Martinelli. No es para menos. EEUU y España han sido dos de los primeros países en saludar al futuro mandatario, y también los que más presión han hecho en los últimos meses por la eliminación de estas zonas francas.

Panamá puede ahora sacar pecho. Tras la reunión del G-20, el país se ha librado de la condena de la lista negra que Costa Rica no pudo esquivar y que a Uruguay le costó un peaje adicional. En la lista ‘gris’, la OCDE no los considera paraíso fiscal. La mediación española y las promesas propias pesaron más en la decisión de lorganismo internacional.

Canal. Y en este favorable contexto, la licitación por la ampliación del Canal sigue su curso, y todo parece indicar que las puertas están abiertas por partida doble para los consorcios españoles que pujan por la ampliación. ACS, Acciona y FCC, junto con la alemana Hochtief, y la mexicana Constructoras ICA, forman el Consorcio “Canal”. Mientras que el “Grupo Unidos por el Canal” está liderado por Sacyr Vallehermoso, junto con la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana SA.

Los analistas consultados por este diario aseguran que las firmas españolas tienen todas las bazas a su favor. Sacyr, además, cuenta también con la baza de la experiencia y las alianzas con los panameños de la Constructora Urbana.

Sin duda alguna, en un momento de crisis financiera como el que atraviesa el globo actualmente, la concesión de las obras representaría un gran alivio para las compañías. Mucho más teniendo en cuenta que este es el proyecto más ambicioso de toda la ampliación del Canal. Las nuevas esclusas representarán el 55% del coste total de las obras, con un valor aproximado de 5.200 millones de dólares.

Pero no sólo son las constructoras als que tienen algo en juego. Telefónica quiere ampliar sus inversiones para encarar la portabilidad desde este año y Unión Fenosa lidera la integración eléctrica centroamericana. Aunque la inversión española no quiere quedarse ahí. Fernando Puerto ha asegurado que «sectores como el turismo o la construcción de viviendas podría convertirse en el mejor proyecto de diversificación para estas compañías».

Mercados. Mientras llegan esos proyectos, Ricardo Martinelli deberá usar sus dotes de empresario para convencer a los inversores internacionales del buen clima para hacer negocios en su país, en un momento en el que las estimaciones de crecimiento económico son de entre un 3% y un 4% para 2009, por debajo del 8,7% promedio de los últimos cuatro años.

Sin embargo, y a juzgar por el comportamiento que ha registrado en los últimos días el mercado de credit default swaps (CDS), contratos que usan los inversores para protegerse ante la falta de solvencia de un emisor, la victoria de Martinelli ha sido bien acogida por los inversores. En tan sólo cinco sesiones, la prima de riesgo del país, medida por estos contratos de crédito, se ha desplomado hasta los 269 puntos básicos, una cifra que, aunque aún es elevada, no se veía desde hacía meses, y sólo es superada por los 237 puntos básicos de Perú.

Los CDS en 269 puntos básicos significa que por una inversión de 10 millones de dólares en deuda del país latinoamericano, el inversor tiene que pagar al año 269.000 dólares por estos contratos. Pero hay más. Desde que las encuestas daban como ganador definitivo a Martinelli a principios de abril, la prima de riesgo del país ha caído 88 puntos básicos, una cifra mucho más elevada que los descensos que han registrado otras regiones como Japón, con un descenso en su prima de riesgo de 12 puntos básicos en el mismo periodo, o Italia, con un descenso de 32 puntos básicos.

Los expertos aseguran que la llegada de un empresario a la presidencia del país podría beneficiar a los inversores extranjeros. Y España es el segundo socio comercial de Panamá, por detrás de EEUU. La inversión española en este país superó los 1.000 millones de dólares el pasado año.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA