Las ventajas del renting

Llaves coche
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tener un coche en propiedad, con toda la inversión que supone, no siempre sale a cuenta. Existen opciones para no tener que endeudarte o desembolsar grandes cantidades iniciales para financiar el automóvil, pagar el seguro, impuestos, averías, asistencia en carretera o el mantenimiento. La alternativa es elegir soluciones que no sobrecarguen la economía y, al mismo tiempo, no resten movilidad ni la comodidad que proporciona tener un coche en la puerta de casa, sobre todo en un escenario como el actual, en el que el distanciamiento social se ha convertido en un imperativo por la pandemia de Covid-19. El renting es una de las mejores opciones. Las ventajas del renting están consiguiendo que cada vez más particulares se sumen a este alquiler a largo plazo.

Se trata de una forma para obtener el coche que quieres, sin que este tenga un gran impacto económico en tu bolsillo. Con el renting, después de elegir tu coche, debes de elegir la duración del contrato, es decir, los meses por los que pagarás una cuota fija por el coche, y el número de kilómetros que recorrerás anualmente. Basado en esta información se calculará una cuota mensual a pagar durante la duración de tu contrato. En la compañía VAMOS solo se cobra la cuota mensual cuando se recibe el coche y tampoco es necesario pagar ningún tipo de entrada algo que algunos fabricantes suelen pedir.

El renting es un contrato entre la compañía que proporciona el servicio o el concesionario y el cliente. El coche es propiedad de la empresa y esta cede el derecho a utilizarlo a cambio de una mensualidad por determinado tiempo.

Ventajas fiscales

Contratar un coche de renting cuenta con muchas ventajas, especialmente para las finanzas de empresas y autónomos. Los profesionales podrán deducir del IRPF el importe de su cuota mensual del renting, siempre y cuando se pueda justificar como un gasto de empresa. Si se utiliza el vehículo por motivos personales y de trabajo, el porcentaje a deducir se reducirá proporcionalmente. En el caso de las empresas, estas podrán deducir el 100% del importe de las cuotas mensuales del renting en el Impuesto de Sociedades debido a que se considera como un gasto de actividad profesional.

Pero estas no son las únicas ventajas del renting. Entre ellas también encontramos la posibilidad de poder reservar tu coche en 15 minutos y recibirlo en la dirección que quieras en tan solo de 15 a 20 días laborables. La cuota del renting incluye todos o la mayoría de los gastos adicionales, como el coste del seguro, mantenimiento, asistencia de carretera, etc.

Otras de las muchas ventajas del renting es que las compañías se encargan del tedioso proceso del papeleo. De esta manera el cliente, después de completar el proceso para obtener este servicio, únicamente debe esperar a que se le haga la entrega del vehículo.

La empresa de renting VAMOS también ofrece otras ventajas adicionales. Por ejemplo, hará un estudio financiero antes de confirmar la suscripción. Este proceso dura únicamente unos segundos ya que se realiza de manera completamente digital y sin tener que solicitar avales ni entradas. Esta herramienta analiza el comportamiento financiero del cliente en los últimos meses, es decir, que no tenga deudas o morosidad. El resultado dependerá de esto, y entonces habrá dos posibles escenarios, que el perfil sea autorizado o no autorizado.

Los fabricantes suelen pedir a sus clientes que consigan un seguro específico para el vehículo, pero en VAMOS se incluye un seguro de coche a todo riesgo dentro de la cuota mensual. Otras compañías de renting, al igual que los fabricantes, no cubren ciertos servicios, por ejemplo, el cambio de neumáticos dentro de las cuotas mensuales, un coste adicional que los clientes de VAMOS se ahorran, ya que su mantenimiento viene incluido en la cuota.

La cuota mensual

En resumen, la cuota mensual incluye todo: seguro a todo riesgo, asistencia en carretera, mantenimiento completo, cambio de neumáticos e impuestos.

Cuando termines el contrato de tu coche de renting, dependiendo de la empresa o fabricante con quien tengas el vehículo, podrás renovar el contrato, comprar el coche o cambiar por un modelo más nuevo. En VAMOS podrás elegir entre las tres opciones. Cuando falten uno o dos meses para acabar tu contrato, esta empresa te llamará para avisarte de que tu contrato está por terminar y preguntarte que es lo que tienes pensado hacer.

La duración del contrato con VAMOS depende de dos factores: el tiempo y el modelo. Los formatos de media-larga duración pueden ser de 24, 36, 48 y 60 meses. En función del modelo que elijas, podrás escoger entre una duración u otra.

Esta compañía además ofrece opciones tanto para particulares, como autónomos y empresas, con ofertas que parten desde poco más de 200 euros al mes.