Las tensiones entre EEUU y Turquía ciernen una sombra sobre BBVA

Ciudad BBVA
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La tensión entre EEUU y Turquía –Trump ha llegado a hablar de “destruir” la economía turca- por Siria alcanza ya al sector financiero del país asiático, y amenaza con tener efectos colaterales sobre BBVA. El banco que preside Carlos Torres Vila tiene una fuerte presencia en Turquía a través de su participación en Garanti.

El banco turco Halkbank, uno de los principales del país, ha sido acusado por EEUU de eludir las sanciones a Irán. La administración de Donald Trump acusa formalmente a la entidad de crear un esquema operativo para eludir las sanciones a Irán. El proceso podría terminar enfrentándose a cargos criminales y, potencialmente, sufrir un bloqueo internacional para la operativa en dólares con EEUU o con sus ciudadanos y empresas.

“Creemos que Garanti, banco también turco y del cual BBVA tiene el 49,85%, se verá potencial e indirectamente contagiado en términos de riesgo percibido por el mercado”, avisa Rafael Alonso, analista de Bankinter, en un informe. Aun así, “pensamos que el impacto sobre la cotización de BBVA será pequeño y de corto plazo, salvo que las sanciones/acusaciones americanas se extiendan a otros bancos turcos”.

Este escenario es “improbable”, consideran los expertos de Bankinter, porque esta acusación contra Halkbank se interpreta más bien “en clave de represalia política” contra Turquía – y particularmente contra Erdogan, su presidente – por su invasión de territorio sirio tras la reciente salida del ejército americano de la región.

“En cualquier caso, continuamos pensando que la exposición de BBVA a Turquía mediante Garanti no debería ser estratégica debido a la elevación del perfil de riesgo que supone para el banco (superior prima de riesgo aplicable)”, señala Alonso. El valor contable para BBVA de esta participación es aproximadamente 4.400 millones de euros (alrededor del 8,0% del patrimonio neto).

Las acciones de BBVA retrocedían hoy un 1,39% a media mañana hasta marcar 4,68 euros, en línea con los descensos que a la misma hora sufrían otros valores bancarios del Ibex 35.