Las familias pagarán 300 euros más por la luz si las medidas del Gobierno no son indefinidas

Factura luz bombilla electricas

Recibo de la luz

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las medidas aprobadas por el Gobierno servirán para paliar el impacto a las familias y empresas de la subida de los precios de la energía… pero solo si se mantienen indefinidamente en el tiempo. Así lo señalan los analistas de BofA Global Research en un informe en el que advierten de que los costes del gas y la electricidad supondrán un gasto extra de 300 euros a los hogares durante este año y el siguiente.

Los precios al por mayor de las materias primas siguen subiendo con fuerza. Solo el gas en Europa ha subido un 75% respecto a hace un mes. “Con los precios actuales, estimamos que los hogares europeos se enfrentan a dos años consecutivos de subidas de las facturas de gas y electricidad de entre el 15% y el 30%, y nuestro análisis indica que las medidas gubernamentales sólo proporcionarán un alivio parcial”, advierten los expertos del equipo de research de Bank of America.

El hogar europeo medio gasta unos 800 euros al año en electricidad y 400 en gas, de los cuales un 30% y un 40% corresponden a los costes mayoristas de electricidad y gas, respectivamente (el resto son tasas y gravámenes fijos de transporte).

De acuerdo con los cálculos del banco de inversión estadounidense, las facturas medias de electricidad de los hogares de los principales países europeos aumentarán un +14% en 2021 y otro +14% en 2022, y las de gas un +32% en 2021 y un +28% en 2022, lo que equivale a un aumento total de unos 500 euros en los costes energéticos de un “hogar típico”. En España, no obstante, la cifra será algo más modesta, de 300 euros.

Las medidas del Gobierno

Los expertos de BofA Global Research destacan que España ha anunciado un “amplio paquete de medidas” pero advierte de que existe el riesgo de que “deban ser prorrogadas”. Estas medidas incluyen un recorte de los impuestos especiales sobre la electricidad del 5% al 0,5%, un recorte del IVA sobre la electricidad del 21% al 10%, la suspensión del impuesto del 7% sobre la generación de electricidad, el uso de 900 millones de euros anuales de los ingresos de la subasta de permisos de CO2 para subvencionar las facturas, un impuesto sobre el CO2 para las empresas eléctricas por un valor global de 600 millones de euros al año (900 millones según las cuentas de los analistas) y otro sobre el gas para las empresas eléctricas por un valor global de 2.600 millones de euros entre el 21 de septiembre y el 31 de diciembre (3.900 para los expertos).

“Estimamos que las medidas concretas, si se prolongan indefinidamente, tendrían un valor de entre 5.000 y 6.000 millones de euros anuales para los consumidores domésticos españoles, eliminando por completo el aumento subyacente de unos 300 euros por hogar en las facturas de electricidad que proyectamos entre 2020 y 2022”, destaca BofA.

Las empresas también sufrirán por la factura

La subida del recibo de la luz no será solo para las familias, si bien los grandes consumidores industriales que compran a las empresas de servicios públicos a precios mayoristas estarán parcialmente protegidos de las subidas de costes en 2021 gracias a las coberturas. Así,  un comprador con cobertura vería un aumento del 10-15% en los costes de la electricidad y el gas en 2021 según las estimaciones del banco de inversión estadounidense.

“Las verdaderas subidas se producirán en 2022, cuando calculamos que un comprador con cobertura podría sufrir subidas del precio de la electricidad de un 50% y del gas de un 70% de media en los principales países europeos”, destacan los analistas, que avisan de que esperan que “las subidas persistan a lo largo de 2022 para la mayoría de empresas”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA